11:48

Versión para adultos de Historias y Fanfics. Escribe aquí las historias que por su contenido no sean aptas para todos los públicos. Exclusivamente mayores de 18 años.

11:48

Notapor Meiko Mouri » 19 Sep 2004, 15:52

Publiqué esta historia hace bastante tiempo en el otro foro pero según lo dicho creo que estaría mejor aquí. La envio dividida en dos partes, mañana la segunda. Espero que os guste.



*********************************************




Miró el reloj. Las 11:48. Las luz se filtraba por la ventana pero a él no le molestó hasta que se destapó para mirar la hora, entonces tuvo que entrecerrar los ojos. Siempre dormía completamente tapado incluso con la cabeza bajo las sabanas. O al menos así era cuando dormía solo. Cuando dormía acompañado ya era otra historia.
Se levantó rascándose y llevando puestos tan solo unos calzoncillos viejos. Comprobó que la pistola seguía en su sitio. Le dio un beso sonriente y la guardó de nuevo en el cajón donde solía estar cuando no la llevaba consigo. Inmediatamente después se puso a pensar en el trabajo del día anterior.
Había sido un blanco fácil.
"Mata a ese hombre y a su esposa"
Él cumplía, ellos pagaban.
No tenía ninguna otra razón, que aquella pareja hubiese jugado con quienes no debían, con tipos peligrosos, no era su problema. Y el de ellos ahora mismo probablemente tampoco, porque a aquellas horas seguramente ya estarían bajo tierra.
Si, a aquellas horas...
Siempre que hacía un trabajo bien se despertaba tarde. Y por alguna razón oculta siempre a aquella misma hora.
Las 11:48


***********************

Desayunó con tranquilidad un café mal hecho, bostezó un par de veces y fue a por su paquete de cigarrillos. Cogió el último que le quedaba y después de encenderlo jugueteó con la caja y con su mechero. Le gustaba el fuego y sobre todo mirar como quemaba cosas mientras como en aquel momento, expulsaba el humo que inundaba su boca con lentitud, pausadamente.
Cuando se acercaba la hora de irse se duchó y vistió; pantalones negros, camiseta blanca y gafas oscuras. No se olvidó de su pistola, nunca lo hacía: no se iba sin ella. Cuando salió a la calle era uno más entre tantos otros, no destacaba. Así era mejor, en su trabajo siempre convenía pasar inadvertido.
Debía de estar en el bar de costumbre a las dos, como todos los días. Un sitio más donde paraba la gente normal, personas que trabajaban en cualquier oficina y no podían volver a sus casas a comer, parejas que en muchos casos intentaban aparentar que necesitaban verse llamándolo amor cuando en realidad era deseo, algunos padres que volvían de recoger a sus hijos del colegio, grupos de amigos hablando. Y en medio él y el hombre que le pagaba, bastante bien por cierto, acordando quién sería la siguiente víctima. Había aprendido una cosa: nunca juegues con las mafias. O alguien como el mismo acabaría yendo a por ti.
Pero todavía era pronto, estaba muy cerca del local y faltaba casi una hora así que decidió pasar antes por casa de su novia por llamarla de algún modo, porque a él todo lo que trajese consigo cualquier forma de compromiso no le gustaba. Era un hombre mas bien solitario, de mirada fría y conversación lacónica.
La había conocido unos meses atrás, se habían gustado desde el primer momento. Ella no sabía a que se dedicaba él y tampoco parecía importarle. Tenían poco en común, aunque coincidían en una cosa: ninguno de los dos buscaba más que sexo. Nada de citas, nada de ir al cine o de cena. Cama y punto.
Iban a casa de la chica, él no llevaba nunca a nadie a la suya. Y cuando ella se despertaba por la mañana descubría que ya no había nadie a su lado. Sabía que le daba morbo y también que ella estaba tan segura como él de que volvería a pasar. Él siempre volvía.
Llamó al timbre y ella tardó poco en abrir. Estaba medio desnuda, ropa interior negra y camiseta transparente. Siempre comentaba lo cómoda que le gustaba andar por su casa y tenía toda la razón.
No se dijeron nada, simplemente le cogió de la mano le empujó para que entrase.
-¿Te quedas? – cerró la puerta con la pierna y pasó la lengua por los labios del hombre que la miraba fijamente. Empezó a tocarla, tuvo la seguridad de que le gustaba porque oyó un tímido gemido.
-Vendré esta noche – ella deslizó sus manos por debajo de la ropa del hombre a un ritmo frenético.
-¿A la hora de siempre? – poco a poco estaban llegando a la habitación de la mujer, se arrastraban tocándose casi con desesperación.
-O un poco más tarde...- no pudo evitarlo, ya estaban al lado de la cama. La empujó y la tiró encima de ella. Luego empezó a desvestirla mientras la besaba.


Llegó con cinco minutos de retraso al bar y su jefe ya estaba como siempre allí, puntual. Le miró con serenidad cuando apareció por la puerta.
Ante los ojos de cualquiera podía parecer un intelectual, un hombre amable e inteligente. En lo de inteligente probablemente tenían razón, pero amable...Era una de las personas más crueles y sanguinarias que conocía. Quizás incluso más que él.
Como siempre fue breve.
- Perdón por la tardanza...Surgió algo.
-Las mujeres te traerán mala suerte amigo, mis hombres te vieron entrar en casa de esa chica...- el asesino encendió un cigarrillo, pero no parecía sorprendido de que su jefe supiese aquello, ya sabía que le vigilaban. En aquel trabajo nadie dejaba cabos sueltos, nadie hacia nada que no supiese el que pagaba, sobre todo si era aquel hombre en cuestión - . Ya tienes tu dinero en la cuenta, ayer hiciste un buen trabajo. Sangriento pero sin que sufriesen demasiado, en el fondo eres buen chico – se rió.
-¿Tienes algo nuevo para mi? – no le gustaba hablar demasiado en los negocios. Prefería ser directo, cuando menos trato mejor.
-Si...pero esta vez no quiero que seas blando – le pasó un sobre. Y él supo que dentro, como siempre, estarían los datos necesarios y la fotografía del objetivo. Pura rutina.
Avatar de Usuario
Meiko Mouri
Friki-sama
 
Mensajes: 336
Registrado: 07 May 2003, 22:12
Ubicación: Asturias

Notapor Tohko » 20 Sep 2004, 19:31

Hola Meiko!!! Me ha gustado tu historia, esta muy interesante, a ver cuando pones el resto de la historia.
Sinceramente me gusta tu estilo, es directo, no te andas con demasiados rodeos; y esta muy bien escrito.

Pues nada, ke a esperar el proximo capitulo. ^^

Tohko [wave]
Avatar de Usuario
Tohko
Friki-sama
 
Mensajes: 286
Registrado: 14 Dic 2003, 19:18
Ubicación: Madrid

Notapor Meiko Mouri » 20 Sep 2004, 20:47

De vuelta a casa encendió la televisión y se sentó en el sofá. Siempre que estaba solo le gustaba tener la televisión o la radio puestas. Odiaba el silencio, le ponía muy nervioso. Emitían una película que después de dedicarle unos segundos de atención supo que no le gustaría nada. Una sensiblería sin sentido, ese era el argumento. No cambió sin embargo de canal por no levantarse, simplemente dejó de dedicarle atención, sacó su pistola y se puso a limpiarla con suavidad.
Era su pequeño tesoro, sabía que existían muchas iguales a la suya, pero era tan especial...Fruto de su primer trabajo, toda una reliquia.

Un par de minutos más tarde, cuando creyó que poco más y se vería perfectamente reflejado en ella, la posó en la mesa que descansaba a su lado y cogió el sobre que había traído consigo. Ni siquiera se había molestado en guardarlo en un bolsillo o carpeta, ¿para qué? Lo había llevado todo el camino en la mano, ¿se lo podían intentar robar? Que se atreviesen, sería divertido...
En su interior la fotografía de aquel hombre era lo primero que llamaba la atención. Sonrisa reluciente, calva impecable y el poco pelo que le quedaba de un color blanco, que junto a su mirada entre orgullosa y sincera daba entender una vida llena de experiencia. Solo por su expresión pensó que probablemente le podría llegar a caer bien. Aunque por supuesto, nunca iba a dejarse comprobarlo.
Miró su historial. Dueño de una fábrica de papel, soltero sin hijos. Vida apacible, horario riguroso. Horas exactas de entrada y salida, siempre sin un minuto de retraso, era un reloj personificado. Terriblemente perfeccionista y trabajador, siempre se pasaba media hora exacta solo en la oficina antes de volver a casa.
Se rascó la cabeza. Dos cosas no le gustaron: demasiado inocente, demasiado fácil.
¿Qué habría hecho para merecer una muerte y además llena de crueldad?
Otras veces eran personajes que habían robado a su jefe, intentado burlarse de él...Algo, un motivo. Si hubiese podido habría preguntado, ¿por qué a él? Pero no debía saber demasiado, ni hablar demasiado.

Decidió complicar las cosas, sino no sería divertido y a él le encantaba divertirse. Iría al día siguiente, por la mañana, en el momento en que más gente hubiese en la fábrica. Y le mataría sin que nadie le enterase, dejaría su cadáver de regalo y disfrutaría del suceso en las noticias del mediodía.
Sonrió. Y mientras cogía el teléfono para llamar a su chica, encendió un cigarrillo.
-Perfecto....- susurró expulsando el humo mientras que oyó la voz de su amante al otro lado

*******************************


La fábrica estaba justo en el centro de una concurrida zona industrial de las afueras. Sus paredes altas y grises pasaban casi inadvertidas aunque el recinto era de grandes dimensiones, dos pisos. Llevaba vaqueros y su camisa de domingo – le gustaba vestirse bien cuando creía que el blanco en cuestión lo merecía, una manía como cualquier otra -, sus mejores zapatos, bigote y perilla postizos, la pistola correctamente guardada.
Cuando entró vio a una veintena de hombres y mujeres haciendo su trabajo en diferentes máquinas, coordinando o dialogando entre ellos. Nadie pareció fijarse en el desconocido que acababa de entrar.
No tardó en localizar a su víctima, parecía dar instrucciones a una de sus empleadas mientras señalaba hacia una de las máquinas.
- Buenos días, ¿desea algo?
El asesino miró alrededor, una chica morena de gafas bastante más baja que él se encontraba a su lado. Debía tener veintipocos, parecía incluso nerviosa. Sería nueva.
- Solo a ti y tu número de teléfono preciosa...- le susurró al oído – cuando quieras te hago una visita nocturna.
- ¡¡Oiga!! – quiso contestarle, pero la sorpresa hizo que tardase en reaccionar, él ya se dirigía a las escaleras. – Pues no pienso seguirle, será....
Las subió de dos en dos y se encontró con una sola puerta: la inmensa oficina del propietario de la fábrica, justo la persona que buscaba.
- Bingo...
Llamó educadamente a la puerta, si estaba ocupado podría esperar cinco o diez minutos, las cosas buenas se hacían esperar y lo entendía. Además, él era todo un caballero. Sin embargo una voz desde dentro indicó que podía pasar.
-Buenos días señor Francisco –dijo ya dentro con retintín haciendo una cómica reverencia.
La sala era espaciosa y estaba casi vacía, tan solo había varias sillas dispersas, una caja fuerte y una mesa encima de la cual había un teléfono. Ni un solo papel, ni un solo bolígrafo. Francisco, el dueño de todo, estaba de espaldas mirando por la ventana que estaba situada justo enfrente de la puerta por donde había entrado el nuevo visitante.
-¿Qué desea?
-¿No está ocupado?¿No me hará esperar? Umm, me gusta hacer las cosas más lentamente - sonrió- pero así es el mundo, todo prisas... Alguien no está satisfecho con usted, vengo a darle un mensaje.
-Ha llegado tarde, le esperaba a las diez, mire que horas son...
El asesino rió y sacó su pistola. Esperaría a que se diese la vuelta y...
-Creo que se confunde...Pero, ¿ni siquiera me dirigirá una mirada señor?
Lentamente, muy lentamente Francisco corrió las cortinas dejando la habitación en penumbra. Iba perfectamente vestido, traje y corbata gris, mirada serena. Y pistola. Sonrió al ver la cara de perplejidad de el asesino que le apuntaba con la suya. Dos hombres solos, siempre solos, cara a cara en la penumbra del cuarto, separados tan solo por una mesa aunque en aquel momento pareció una distancia mucho más pequeña. Durante un segundo pareció que ni siquiera se oía el ruido de las máquinas que hasta unos momentos antes tanto molestaba a sus oídos.
-Yo nunca me confundo chico...
-Pero...¿quién coño es usted? Suelte eso o disparo...
Francisco se rió.
-¿Acaso no dispararías igualmente? Lo siento....-una décima de segundos, dos. Y el disparo, oculto por un práctico silenciador, dio justo en la cabeza de su oponente. Fue limpio y rápido - ...pero llegas tarde.
El asesino estaba tirado en el suelo, la sangre brotaba de su cabeza en abundancia. Estaba muerto, con la pistola agarrada y los ojos abiertos. Sorprendidos.
Francisco quitó el silenciador y lo guardó junto con la pistola en un cajón. Miró el cadáver.
-Hice bien en no comprar alfombra...Lo está poniendo todo perdido –murmuró. Cogió el teléfono y marcó un número. Solo tuvo que esperar unos segundos hasta obtener contestación. – Soy yo. Si, todo fácil, se presentó en la fábrica mostrándose sin vergüenza a todo el mundo, muy descarado, ya sabes, su carácter. Te dije que yo era mejor y que te lo demostraría. – se rió, le habían contestado algo que le hizo gracia - ¡Lo sé! De acuerdo, allí estaré. Hasta mañana. – colgó.
El ruido de las máquinas inundaba la estancia de nuevo. Miró otro segundo hacia el cadáver. Lo peor era cuando tocaba transportarlos a otro sitio. Menos mal que ya había adecuado el cuarto con la trampilla para que resultase más cómodo. Sacó de otro cajón un pequeño diario y empezó a pasar hojas. En ellas había nombres y más nombres, una anotación que comentaba quienes eran y la hora de su muerte.
-Veamos...-apuntó el nombre y los apellidos del asesino – Ummm....”nota: se suponía que venía a matarme” – sonrió maliciosamente, sintiéndose ganador - Hora de la muerte: –comprobó el reloj – 11:48.


(fin)
Avatar de Usuario
Meiko Mouri
Friki-sama
 
Mensajes: 336
Registrado: 07 May 2003, 22:12
Ubicación: Asturias

Notapor Tohko » 21 Sep 2004, 21:56

Hola!!! Vaya final tan sorprendente, pero me ha gustado. Gracias por publicarlo tan pronto.
Espero poder leer alguna otra historia tuya por aqui; leí las historias cortas que subiste a PAPNI, y me gustaron mucho, me gusta el enfoque que les das, sobre todo cuando huyes de los topicos.

Tohko [wave]
Avatar de Usuario
Tohko
Friki-sama
 
Mensajes: 286
Registrado: 14 Dic 2003, 19:18
Ubicación: Madrid

Notapor Meiko Mouri » 21 Sep 2004, 22:11

Gracias n_n tengo una historia con una amiga ahora mismo, se llama El Viaje. Y tb hay muchas más publicadas de hace algun tiempo, si buscas y comentas alguna genial! En cualquier caso me alegro de que te guste esta, gracias ^^
Bsotes!
Avatar de Usuario
Meiko Mouri
Friki-sama
 
Mensajes: 336
Registrado: 07 May 2003, 22:12
Ubicación: Asturias

Notapor Jim » 20 Oct 2004, 12:40

Esta muy bien!!!,me gusta tu estilo: simple, directo. Esta muy bien escrito. Tenias razon en pasarla a este foro, es demasiado adulta para el foro de fanfics de siempre. Tengo ganas de leer mas historias tuyas.
Avatar de Usuario
Jim
Senpai
 
Mensajes: 659
Registrado: 12 Ago 2003, 12:20
Ubicación: en un jardin oscuro rodeado de seres fantasmales


Volver a Historias y Fanfics +18

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron