Sendas solitarias

Versión para adultos de Historias y Fanfics. Escribe aquí las historias que por su contenido no sean aptas para todos los públicos. Exclusivamente mayores de 18 años.

Sendas solitarias

Notapor Javi » 01 Nov 2004, 14:56

Esta es la primera historia que escribo, espero que os guste ::)
----------------------------------------------------------------------------------------------------
“Y todo lo bueno será codiciado por el mal, y acabará transformándose en mal”

Capítulo 0
Un hombre de estatura mediana, vestido con ropajes oscuros adornados con símbolos extraños, se encuentra en una gran biblioteca, bueno una gran biblioteca que está dentro de un gran laboratorio, lleno de calaveras, maquinaria y pócimas. Se encontraba traduciendo unos pergaminos expuestos en su escritorio. Parece que tiene prisa en traducirlos.
A espaldas del hombre, se abre la puerta, dejando entrar a una personaje de alta estatura, perilla bien cuidada y cabellos largos castaños curtido con los mejores vestidos de su corte, seguida de su propia escolta.
CHAMÁN- Se-señor Tamiak...
Se levanta y se acerca a él mientras sigue hablando.
CHAMÁN- He estado investigando la cuestión que usted me dijo...
Tamiak le interrumpe.
TAMIAK- Enséñame lo que has encontrado.
Tamiak arrebata al chamán los pergaminos y los examina un rato.
TAMIAK- ¡¡Basura!!
Y los tira al aire, mientras el chamán se apresura a recogerlos. Tamiak le observa, le encanta ver a la gente sumisa, disfruta con ello es parte de su vida.
Tamiak se le queda mirando cuando el chamán se pone en pie y en cuanto posa su mirada en él gira la cara y la baja, temeroso.
TAMIAK- Chamán, ¿qué es esa porquería que me has enseñado? No se puede leer.
CHAMÁN- Son carácteres de Yanna, señor... yo puedo descifrarlas.
Tamiak se acerca, interesado, y pone un brazo sobre el hombro del chamán, cruzándole la espalda.
TAMIAK- ¿Es escritura de Yanna? Parece entonces que he encontrado lo que buscaba... traduce. (esto se lo dice con un movimiento de mano)
CHAMÁN- (musitando) Sí, señor... (arregla los papeles, buscando el primero) "Selladas quedan todas las tierras de Yanna, pues la codicia que despiertan provoca locura en los humanos y corrupción en las tribus puras. Así ellas quedan expulsadas de Yanna y exiliadas en Gaia, las corruptas tierras humanas, hasta el momento de unión del osado Yarok que una sus fuerzas con un Xammar de la dinastía de los Altos Xammar. Como resultado del sello, la tribu Yarok ha sido completamente aniquilada, y el superviviente condenado a portar mi sangre bien seguro que permanecerá sin identidad hasta su muerte. Andé Garnad sin erthel nak." La- las últimas palabras no... (el chamán niega con la cabeza aún mirando a los manuscritos) debe ser alguna clase de reafirmación...
TAMIAK- Hum, qué interesante...
De repente Tamiak pega un manotazo a los manuscritos y los tira al suelo, y el chamán se agazapa a recogerlos.
TAMIAK- ¿Qué es lo que dice? ¿¡Qué es lo que sabes, Chamán, de Yanna?
El chamán se sienta en la butaca. Cierra los ojos y empieza a contar la historia. Se ven las imágenes mientras cuenta la historia, como de un sortilegio se tratara.
CHAMAN- Antiguamente vivían en las legendarias tierras de Yanna una tribu dotada de poderes místicos, en comunión con los espíritus; los Xammar. Eran los encargados de proteger Yanna y de purificarla, manteniéndola bella y equilibrada. Entre ellos, la dinastía de los Altos Xammar, eran los que guardaban el secreto de la inmortalidad.
Vivían con ellos los Yarok, guardianes y protectores de la tierra de Yanna. Se dice que antiguamente habían sido humanos a los que la pureza de su corazón les permitió entrar en Yanna; parece ser que siempre han sido considerados nobles y admirados en las tierras de Yanna; después estaban los Larcock (despreciados por sus caprichos, que a veces costaban caros), y la apartada y sabia tribu de los Almaerüm, que se reencarnaban al morir, acumulando mucha sabiduría a lo largo de sus vidas.
También Yanna albergaba a una tribu algo más separada, la 5ª tribu, de la que se decía que vivía oculta en las montañas de la atalaya Norte del mundo; una raza de hechiceros que, según decían, controlaban la voluntad de muchos espíritus. Los hechiceros parecían depender de la existencia de Yanna, aunque parecía que eran también inmortales.
Vivian también más al sur la raza de los humanos, (ésta ya la conoce, señor...) más cuantiosa y avariciosa, que envidiaban la inmortalidad y longevidad de las tribus de Yanna y su poder místico. Cuando entró a gobernar entre los humanos Thorkar, declaró injusta la desequilibrada situación entre los que habitaban en Yanna y los humanos, y pronunció la conquista de Yanna. Eso acabó con todos los protectores de Yanna, los Yarok, al declararse una caza de sangre indiscriminada hacia ellos, pues los humanos los acusaban de traidores, y ellos no dudaban en dar su vida por Yanna; fue una masacre. Ante esta situación Takhisis, la supuesta Guía de la tribu de los hechiceros, selló Yanna echando a las tribus puras de ella.
Eso dice la leyenda, señor, no conozco más detalles...
TAMIAK- ¿De dónde has sacado los pergaminos?
El chamán sonríe enseñando sus dientes negros y amarillentos.
CHAMAN- Los visioné entre las antiguas ruinas de Jalta, señor, y mandé traerlos... he pensado, señor, que si conocemos cómo abrir el sello de Yanna, podremos llegar hasta el secreto de la inmortalidad que tanto ansía usted, y conquistar las tierras sagradas... y hacerlas nuestras.
TAMIAK- Algún día seré yo el gobernador, Chamán, como mi padre.
Y se queda callado.
CHAMÁN- Claro, señor Tamiak... ¿qué es lo que enturbia entonces vuestra mente?
Se enfocan los ojos malvados de Tamiak.
TAMIAK- No voy a esperar más.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Meiko Mouri » 01 Nov 2004, 22:35

Eyy, si que te quedó chula, quiero leer más!! Se me hace curiosa tu forma de escribir, a vece parece como si describeses lo que estás viendo en una película, o que estás haciendo un guión para una. Muy chulo si señor ;)
Venga, besos! nos leemos
Avatar de Usuario
Meiko Mouri
Friki-sama
 
Mensajes: 336
Registrado: 07 May 2003, 22:12
Ubicación: Asturias

Ei muchas gracias!

Notapor Javi » 02 Nov 2004, 00:13

Muchas gracias, tenía un poco de miedo de enseñarla, empieza un poco ya poniendo el argumento de la historia pero mas hacia delante ya se iran desvelando mas personajes, pero muchas gracias por tu critica ;)
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Jim » 02 Nov 2004, 14:34

Es muy interesante, tengo ganas de leer más.
Avatar de Usuario
Jim
Senpai
 
Mensajes: 659
Registrado: 12 Ago 2003, 12:20
Ubicación: en un jardin oscuro rodeado de seres fantasmales

Notapor Javi » 02 Nov 2004, 16:12

"Aprende a vivir y sabrás morir bien"

Capítulo 1
Un rey escuálido, cansado ya de tormentosas guerras se encuentra sentado en su trono. Vestido con una gran capa azul, su esplendorosa corona dorada y su larga barba blanca... todo estos aspectos son esplendoros a pesar del estado físico del rey, una cara huesuda marcada y unos ojos hundidos sin vida. En la corte ya nadie siente nada por él... al rey Thalius se le acaba su tiempo.
Detrás del trono real, aparece un encapuchado con capa negra, que se acerca sigilosamente envainando una daga con veneno en su punta. El rey no se percata de su presencia, tampoco se percata de nada. La daga desciende clavándose en el ahora fallecido Thalius, hay un bonito charco de sangre como decoración en el suelo. Tamiak se retira la capucha y ríe, y un poco más allá entre la oscuridad del cobijo que le da las columnas, Chamán también ríe.

"Estupidez humana. Humana sobra, realmente los únicos estúpidos son los hombres"

Capítulo 2
Un hombre con una capa verde cuya capucha tapa la cara, de estatura mediana pero de constitución ágil, se acerca a un gran portón. Pica a la puerta y le abren dos soldados con dos largas lanzas que se cruzan en su camino. No saben como los soldados pero el Encapuchado se encuentra detrás de ellos.
ENCAPUCHADO- ¿Dónde puedo encontrar a Tamiak?- pregunta dando la espalda a los soldados.
Ellos vuelven a ponerse delante de él.
-¡Alto!- gritan los soldados.
El encapuchado saca una mano por debajo de la capa y coge a uno de los soldados del cuello alzándole del suelo.
ENCAPUCHADO- Oye bien, no estoy para juegos. Dime dónde... -se interrumpe al ver que la puerta se abre.
Entra una mujer soldado, de una larga melena negra recogida en una coleta, con una mirada fría. Vestía con una armadura de bronce y dos Dagas colgaban de los costados de su cuerpo. Aparece Rea, la mujer comandante de los soldados de Tamiak, conocida y temida como guerrera.
REA- ¿Qué ocurre?
ENCAPUCHADO- He venido a hablar con Tamiak.
Rea se acerca, divertida.
REA- ¿Quién eres?
ENCAPUCHADO- He oído que buscáis a un Alto Xammar...
Rea asiente y hace un gesto a los soldados para que se vayan.
REA- Soy Rea, Comandante Superior de las fuerzas de Tamiak. Vamos a hablar... de negocios...
Rea empieza a dar vueltas alrededor del encapuchado.
REA- Según dices, puedes ayudarnos a encontrar al Xammar...
ENCAPUCHADO- Decidme primero... ¿por qué buscáis a un Xammar?
Rea sonríe enigmáticamente.
REA- Buscamos al Xammar, y también a un Yarok. ¿Conoces esa tribu?
El encapuchado no responde.
REA- Veo que no...
El encapuchado la interrumpe.
ENCAPUCHADO- Eran otra de las tribus de Yanna.
Rea para de dar vueltas y le mira, sorprendida.
REA- Bueno, veo que estás al día.
ENCAPUCHADO- Aquello pasó hace mucho tiempo. Y vos... ¿qué sabéis de ellos?
REA- Lo que sé ahora es que el chamán ha visionado ayer los bosques de Trond. Dice que ahí es donde se esconde la chica... la última descendiente de la dinastía de los Altos Xammar. ¿Irás a por ella?
ENCAPUCHADO- La tendréis esta tarde...
REA- ¿Esta tarde? Si lo consigues te invito a un buen vino.
ENCAPUCHADO- ...a cambio de cien monedas de oro.
REA- ¿Cien monedas, dices?
Se queda pensando.
REA- De acuerdo. Nos vemos en la taberna cuando se oculte el sol.
El encapuchado da media vuelta y se dirige hacia la puerta.
REA- Algo más.
El encapuchado se para.
REA- Su nombre es Leyenel.
El encapuchado abre la puerta y se va.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Jim » 03 Nov 2004, 12:03

Me gusta tu manera de narrar, espero que continues pronto con la historia
Avatar de Usuario
Jim
Senpai
 
Mensajes: 659
Registrado: 12 Ago 2003, 12:20
Ubicación: en un jardin oscuro rodeado de seres fantasmales

Notapor Javi » 03 Nov 2004, 22:00

"De lo que tengo miedo es de tu miedo"

Capítulo 3
Se enfoca una espada clavada en el suelo,y unos niños acercándose por el camino. La niña lleva un paquetito. Cuando llegan poco antes que la espada frenan un poco y uno se agarra al otro,temeroso, mientras siguen caminando. Cuando ya están de espaldas...
Hombre: - ¡Eh, vosotros!- Al lado de la espada clavada en el suelo hay un hombre sentado en una roca. Su mirada es de odio, como si en ese preciso instante matara con ello. Lleva unos ropajes azul oscuro, y en el pecho lleva dibujado la cabeza de un lobo, pero la silueta pues todo esta de color negro. Medirá más o menos 1'70 de alto y de constitución atlético pero con unos brazos musculados, era entre un cruce de agilidad y fuerza. Su cabello rojizo largo le cuelga hasta la parte del cuello.
El niño se gira lentamente.
Hombre:- Niña, ¿qué llevas ahí?
El niño coge de la mano a la niña y empiezan a correr.
NIÑO- ¡Corre, Annun!
Echan a correr. El hombre se levanta y lentamente desclava la espada. La niña se gira y lo ve, así que se para con el paquetito. El niño sigue corriendo. La niña camina mirando a Insgrimur como con pena y le alarga el paquetito . El individuo se la queda mirando con odio. La niña lo deja a sus pies (se agacha doblando las rodillas) le vuelve a mirar como con mucha pena y se aleja por el camino. Él mira como se aleja como si no comprendiera. Se agacha y coge el paquetito. Tiene queso. Parte un trozo, se lo lleva a la boca, da media vuelta y se va.

"Hay que guardarse bien de un agua silenciosa"
Capítulo 4
En los bosques de Tron nos encontramos con una joven de larga cabellera rubia de seda, ojos azules-verdosos y un vestido plateado que resplandecían entre los rayos de sol que se colaban entre los árboles.
Hombre:- Ordeb dana sinn, Leyenel? (¿qué escondes, Leyenel?)
Leyenel se gira sobresaltada y se encuentra con Gonland, un maníatico que no la ha dejado ni a sol ni sombra. Encorvado con la cara pálida, ojos morenos y orejas puntiguadas.
Leyenel se gira sobresaltada y ve a Gonlad.
LEYENEL- Narai na, Gonlad. Be enlad. ( Nada, Gonlad. Vete.)
GONLAD - Enne men... da bela aslim tonnae das? ( No es esa... la medalla de tu amigo humano?)
Leyenel lo mira callada.
GONLAD- Nam men, da tonnae min serenne enda Yarok... nam Dolek. Ara nad beri garou do teras.( Eso es, el amigo que partió en busca del Yarok... Dolek. Se lo habrán comido los lobos)
En cuanto dice la palabra Yarok, la escena se traslado detrás de unos árboles donde se encuentra el Encapuchado escuchando todo lo que dicen. Se le enfocan los ojos, sorprendidos e interesados, mientras Gonlad termina la frase.
Leyenel gira la cabeza y empieza a alejarse con el medallón en la mano, sobre el pecho. Gonlad se queda observándola mientras se aleja y musita para sí mismo "Te necesito".

Leyenel camina cabizbaja, mirando el medallón con un gesto afligido. Los ojos de la chica, que estaban entrecerrados mirando el medallón, alzan su mirada y se encuentra con el Encapuchado en mitad del bosque.
LEYENEL- Sahn...
El hombre lleva la mano a su espada y empieza a desenfundarla con un sonido estridente. Leyenel lo mira preocupada y empieza a correr, esquivando los árboles y podemos observar como coge su medallón con fuerza.
El Encapuchado comienza a buscarla entre los árboles, mientras Leyenel se encuentra agazapada junto a una roca, que la oculta de su perseguidor. Leyenel cierra los ojos y empieza a susurrar, cuando los abre el Encapuchado está delante suyo, situación tensa...
La coge, ella se resiste pero él es mucho más fuerte. Mientras el encapuchado se la lleva ella levanta la vista, ya no lleva la peineta. Pasan al lado de un precipicio y ella ve su oportunidad de escape. Mordisquea la mano de su adversario y éste emite un agudo grito, segundos en los que Leyenel aprovecha y se lanza al vacío.
El encapuchado se queda de pie mirando el precipicio y quedándose unos segundos allí, decide marcharse.
Última edición por Javi el 08 Nov 2004, 18:49, editado 1 vez en total
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 04 Nov 2004, 14:50

"Las apariencias engañan"

Capítulo 5
Nos encontramos en la taberna del Agüelo, la más importante de la ciudad muralla custodiada por el reino de Tamiak. Se desliza unas escaleras, eso es la entrada de la taberna, dónde al entrar se puede ver gran variedad de gente, todos humanos por supuesto. Dos chicas de buen ver, distraen a la clientela mientras estos arrojan monedas, más allá podemos ver como dos brutos se enzarzan en una pelea. El Encapuchado entra en la taberna en esos momentos. Al avanzar un hombre robusto de una larga barba cogida en trencitas pequeñas y cabello largo recogido en una coleta, se interpone en el camino del Encapuchado. Su altura sobrepasaba al del Encapuchado.
HOMBRE ROBUSTO::- Muchas historias he escuchado sobre tí, como la gente que ha muerto en tus manos. Como hermano del cuál has matado, vengo a vengar su muerte- dice blandiendo un hacha delante de él. Dos compañeros más, igual de robustos que él pero más bajos se unen.
Los dos acompañantes arrojan sus dagas, el encapuchado rueda sobre el suelo y al levantarse arremete con su espada, una sola estocada destroza aquellos dos enemigos. Las dagas atraviesan a uno de los expectadores de las bailarinas.
La punta del filo del se encuentra dirección mirando al suelo, para el Encapuchado es una pérdida de tiempo este combate, el Hombre Robusto no opina lo mismo. Sus dos manos cogen con fuerza el hacha y lanza un golpe vertical, golpe que el Encapuchado con un movimiento lateral esquiva.
El hombre hace intento de alzar de nuevo el hacha sin darse cuenta que el pie del Encapuchado está apoyado. Roj por el esfuerzo no consigue desclavar su arma del suelo. Debajo de la capucha, se ilumina una sonrisa, y con una habilidad asombrosa se sube en el arma de su adversario, se desliza de un salto y cae detrás del Hombre. Toda la gente del bar se sorprende al ver el enorme corte de la espalda que re recorría. Cuando el Encapuchado envaina su arma el cuerpo del Hombre se desploma en el suelo.
Localiza a una silueta con una capucha también, con un vaso de vino casi vacío en la mesa y se sienta junto a ella.
Rea comienza aplaudir.
REA:-Bravo, veo que allá donde vas siempre haces amigos- comienza a decir con una carcajada. El Encapuchado sigue impasible.
REA- Vaya, bueno hablemos de lo que nos interesa. ¿Cómo ha ido tu cometido?
ENCAPUCHADO- No ha ido mal.
Se gira hacia él y se quita la capucha
REA (dirigiéndose al camarero): )- ¡Bacon!¡Pon una jarra a este hombre! De las grandes.
REA- Cuéntame, ¿qué hay de ella?
El encapuchado sonríe. Gira la cara a un lado unos instantes para admirar a las bailarinas. La cerveza que le trae Bacon le devuelve a la realidad. Mira a la cerveza.
ENCAPUCHADO- La he encerrado.
REA- Bien. Vamos a verla (y hace ademán de levantarse, pero el encapuchado con un gesto le para).
ENCAPUCHADO- Espera... el dinero primero.
El encapuchado da un sorbo a la cerveza.
REA (riendo)- ¿Me tomas por tonta? ¿y cómo sé yo que la tienes?
El encapuchado muestra una peineta blanca y dorada.
ENCAPUCHADO- ¿La reconoces?
REA- Es una pieza Xammar, sin duda. De acuerdo.
Se lleva la mano al bolsillo y pone el dinero sobre la mesa.
ENCAPUCHADO- Voy a guardar esto en lugar seguro. Ven a verme entrada la noche y podrás llevártela sin que levantemos sospechas.
Rea le mira, desconfiado.
REA- Está bien. Pero ni la toques. Tengo que entregarla... en buenas condiciones. (mira con desprecio al encapuchado).
ENCAPUCHADO- No soy tan rastrero, Rea...
El encapuchado se levanta.
ENCAPUCHADO- ...no soy como vosotros.
El encapuchado se va por delante de Rea. Rea mira la cerveza que ha dejado el encapuchado y le echa unos tragos.

"La vida es sueño y los sueños, sueños son"

Capítulo 6
El mismo hombre de la escena de los niños, se encuentra dormiendo. Ve una silueta de una mujer, el pelo ondulante por el viento de color castaño miel y los ojos de mismo color, vestida con un traje de hechicera rojo claro con tonalidades oscuras y carmesí. De pie, de perfil, pero con la cara mirando hacia él. Empieza a flotar en el aire, se acerca al oído y dice con una voz melódica:
MUJER:- Insgrimur... vienen a por ti...
Insgrimur se levanta asustado, y ve como se acercan a lo lejos unas figuras. A medida que se van acercando ve como son 4 hombres armados que vienen directos hacia él.
Insgrimur se pone en pie y echa a correr, se tira a un lado del camino y se agazapa entre unos matorrales. Los soldados llegan a la altura donde está él, por el camino.
SOLDADO 1: ¡Era él, el Yarok, estoy seguro! ¡El chamán me lo mostró!
SOLDADO 2: Pues no debe haber ido muy lejos, registrad toda la zona. Como no lo traigamos no seré yo quien haga frente a Tamiak...
Empiezan a buscar e Insgrimur huye por entre los matorrales. Se pregunta por qué le buscan.
INSGRIMUR- Pero, ¿qué diablos...?
Última edición por Javi el 08 Nov 2004, 18:51, editado 1 vez en total
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 05 Nov 2004, 16:41

"Quien tiene un amigo tiene un tesoro"

Capítulo 7

Leyenel se encuentra estirada en el suelo un buen rato. Está en un bosquecillo entre los árboles. Parece muerta, está semi-bocabajo.
Se van enfocando todas las partes de su cuerpo, hasta finalizar en el medallón que aún lo sujeta con fuerza.
Un chico con una capa con el flequillo mojado se acerca a Leyenel, se arrodilla junto a ella, la examina, le da la vuelta y parece reconocerla, le dice algo pero ella no responde. A a él le gotea el flequillo y parece muy afligido. Así que la coge en brazos, la sube a su caballo y emprenden la marcha. Y si miramos al cielo, la luna llena y las estrellas están presentes.
El chico deja a Leyenel en el suelo suavemente, y se dirige a un gran portal incrustado en unas grandes rocas.
DOLEK (gritando en susurros)- ¡Enaril! ¡Abre la puerta a tu amigo Dolek, si estás ahí!
Se oyen ruidos y aparece de entre las rocas Enaril, vestida con ropajes de color claro, atractiva, de ojos almendrados y pelo moreno rizado que le caía a sus espalda, puso una cara de alegría al ver aquel chico, de verlo después de tanto tiempo.
ENARIL- ¿Qué ocurre? Oh, ¡Dolek, has vuelto!
DOLEK- Leyenel...
ENARIL- Ella... ¿qué ha pasado, después de tanto tiempo?
DOLEK- Necesita de tu saber , Enaril, ayúdala.
ENARIL- Pasa, amigo mío, que repose en mi cama.
Dolek pasa con Leyenel en brazos.

"La fúria enciega la verdad"
Capítulo 8
Es de noche, y Rea pica a la puerta de una cabaña. No se oye ningún ruido así que pica con más fuerza.
REA- ¡Abréme, soy yo! ¡Vengo a buscar a la Xammar!
No se oye nada.
REA- ¡Eh, tu! ¡La chica es mía, abre la puerta!
Pica más fuerte y le da una patada.
REA (en voz baja)- Maldito encapuchado...
REA- ¡¿Osas engañarme, hombre mediocre?!
Silencio.
REA- ¡¡¡No pararé hasta envenenar tu cuerpo y tu alma, me oyes, serpiente!!? ¡Demasiado valor has tenido al burlarte de Rea! ¡¡DESGRACIADO!! ...
Rea baja la voz.
REA- ¿Y qué voy a hacer yo?! Ahora Tamiak me cortará la cabeza...
Rea apoya la cabeza contra un árbol. Permanece un rato con la cabeza apoyada en él, cabizbaja, y ve una rama en el suelo. La coge, y la enciende como una antorcha haciendo una friega con una piedra de grafito que guardaba en el bolsillo, y la tira hacia lla cabaña que comienza a arder.Aque fuego reprentaba todo el odio escondido, retenido. Mientras los fuegos hacían sus bailes infernales, en los ojos de Rea podemos ver una reafirmación, una reafirmación de venganza.

"La crueldad es la fuerza de los cobardes"
Capítulo 9
Habitación del trono. Alumbrada con luz de las velas, se abren dos puertas por donde entra Rea. Tamiak se encuentra leyendo.
TAMIAK: Y bien... ¿dónde está nuestra querida... Xammar?
Recalca la ultima palabra. Mientras está hablando no levanta la vista.
Rea se arrodilla ante él con sumisión. Tiene mucho miedo pero intenta disimularlo. Evita mirar a Tamiak a la cara cuando habla.
REA: Pues...de eso quería hablarle mi buen señor...veréis, el Encapuchado del que os hablé -(ahora cogiendo más seguridad en sus palabras)- nos la ha jugado, me ha engañado, se ha quedado con todo el dinero que le ofrecíamos...
Las manos de Tamiak dejan de ojear el libro.
Rea sigue mirando para abajo, y como no oye nada, levanta la cabeza lentamente. Tamiak, empieza hablar tranquilamente.
TAMIAK: Porque no dices directamente... -(Aquí sube el tono de voz muy brusco)- que ha sido tu incompetencia la causante del engaño... -(Unos segundos se queda mirando a Rea que muestra evidencias de lo asustada que está, después vuelve a poner voz tranquilizadora)-. Pobre Rea, debes corregir ese defecto que tienes...si... tu estupidez...
Rea habla con la voz entrecortada.
REA: Señor Tamiak... le prometo que no volverá a suceder, le demostraré al encapuchado que con nosotros no se juega.
TAMIAK: Exacto, no volverá a suceder... Ya sabes que a las niñas malas hay que castigarlas...
Tamiak coge la mano de Rea y la pone con violencia encima de una mesa, extendiendo la mano. Con la otra mano Tamiak saca el cuchillo que guardaba Rea de sus ropajes.
Tamiak habla separando cada palabra, alargando la ultima letra de cada una.
TAMIAK: No-volverá ...a suceder.
En cuanto acaba de decir eso, se ve su brazo blandir el cuchillo, se oye un golpe, pantalla en negro, gemido de Rea. Aparece la imagen con el cuchillo clavado en la mesa, a unos milímetros de los dedos de Rea. Tamiak se está descojonando de risa y Rea tiene los ojos llorosos. Tamiak se acerca mucho a la cara de Rea y dice:
TAMIAK: Algo me dice que no volverás a fallar.
Suelta a Rea y ésta se va corriendo.
Última edición por Javi el 08 Nov 2004, 18:53, editado 1 vez en total
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 06 Nov 2004, 15:34

"Romance de una amistad"
Capítulo 10
Las imágenes se hacen borrosas. Gradualmente puede ver como empiezan a cobrar forma, poco a poco regresa a la realidad. Ve a Enaril y a Dolek hablar por encima suyo.
DOLEK- ...y después le seguí la pista hasta este bosque. Ahora está aquí.
ENARIL- Entonces he de ir a buscarle.
DOLEK- Espera. No soy el único que le persigue. También los hombres de Tamiak le buscan; de hecho le llevan persiguiendo desde hace días.
ENARIL- -(Con miedo)- Entonces, ¿Tamiak también sabe cómo abrir el sello de Llana?
LEYENEL- Dolek...
DOLEK- ¡Leyenel! ¿Cómo estás?
LEYENEL- Cuánto te he echado de menos...
Leyenel se incorpora y abraza a Dolek. Enaril, sigilosamente retrocede y se va.
LEYENEL- Recuerdo que... cuando te fuiste eras pura inocencia idealista... sin embargo, ahora...
DOLEK- ...lo sigo siendo -(sonríe)-.
Se empiezan a mirar dulcemente. Parecerá una escena tierna de amor, pero es más que eso. Fueron amigos desde pequeños, él haría lo que fuera por ella y ella lo sabe. Por eso Dolek partió para encontrar al Yarok que podría romper el sello de Yanna.
DOLEK- Desde que Enaril predijo que sólo con ayuda de un Yarok podríamos abrir el sello, no he hecho otra cosa que buscarlo,... quería traértelo para que no estuvieras triste.
LEYENEL: Te estoy muy agradecida... ya sabes que si no hacemos nada, conmigo morirá la esperanza de regresar a Llana...
DOLEK: Lo sé. Leyenel... eres la última de una dinastía del altos Xammar, y eso conlleva responsabilidades... Ahora hemos de darnos prisa. Se nos hace tarde.

"La unión hace la fuerza"
Capítulo 11
En el patio central del castillo, Rea reúne a los soldados que se postran delante de ella en filas bien organizadas.
REA- Vamos a encontrar al Yarok, aunque nos cueste la vida. Estamos ya tras su pista. Si tenéis que ofrecer dinero por alguna información, no dudéis en ello. Vosotros cuatro vendréis conmigo. ¡En marcha!
Empiezan a partir para conseguir al Yarok cueste lo que cueste. Se van viendo diferentes escenas:
Una de las escenas, Rea en taberna, habla con uno, asiente, el tipo le señala a otro y ella se va a hablar con esa persona.
En otra escena, Dos guardias de Rea preguntan en un pueblo a una anciana y al marcharse la saludan con una reverencia lijera.
Otros dos guardias ven pasar a un niño en bici y lo tiran de la bici, le ayudan a levantarse y hablan con él. Uno le coge la bici y no se la quiere dar si no le responde, así que el niño señala hacia un lado.
Un soldado habla con un hombre, éste niega con la cabeza, el soldado saca una bolsa de dinero y vierte unas monedas de su contenido en su mano, mostrándoselas al hombre, que sonrie y le dice algo.

"Sendas cruzadas"
Capítulo 12
Enaril se encuentra en el bosque recogiendo hierbas para tratar las heridas de Leyenel. El silencio envuelve el ambiente, los únicos sonidos escuchados son de Enaril al recoger hierbas, y algún que otro sonido de algún pájaro distraído.
Finalizada su tarea emprende el viaje de regreso, pero mientras camina por el sendero, un arma de filo es puesta en su cuello, todo con un sigilo eficaz y rapidez.
INSGRIMUR: No resultarás dañada si me das algo de valor, pero si no me satisfaces dejaré que el bosque se alimente de tu sangre...
Enaril se mantiene en silencio, de espaldas a él.
INSGRIMUR: Tu silencio muestra que me has entendido... Ahora date la vuelta muy despacio... Al menor intento de escapar mi filo te rebanará el cuello. Muchos no atienden a mis consejos. Y los que no escuchan acaban decapitados; ahora gírate, despacio, y sin trucos, me los conozco todos...
Enaril se empieza a girar lentamente sobre sí misma, encontrándose cara a cara con los ojos de Insgrimur. Al cruzarse la mirada, Enaril empieza a tener una sensación extraña, como familiar.
INSGRIMUR (sin dejar de mirarla): He visto como recogías hierbas. Parece que tienes entendimiento. Dámelas.
ENARIL (sin perder los nervios): Estas hierbas no te ayudarán. Harán más bien en alguien que se encuentra débil... (y añade, furiosa) y yo las necesito para ayudar a ese alguien...
INSGRIMUR: Parece ser que no me quieres servir de ayuda. Quería descansar de asesinar a gente por un día, pero me los has puesto difícil (Insgrimur coge del brazo a Enaril fuertemente haciéndola doblarse sobre sí misma). Tu misma has buscado la muerte, mi filo se apiadará de tú alma...
Insgrimur eleva su filo en el aire, preparándose para dar la estocada. Se refleja la cara de Enaril en la parte del filo, parece no temer a su propia muerte.
Empieza a descender el movimiento de la estocada... la tensión reina en el ambiente. Pero algo se interpone con fugacidad y hace volar el arma de Insgrimur. Es la espada de Dolek, que se dispone a protegerla. Todo esto transcurre con rapidez.
Enaril aprovecha para situarse detrás de Dolek, sin dejar de mirar fijamente a Insgrimur.
Los dos adversarios se enzarzan en un duelo de miradas. Dolek muestra nerviosismo, y agarra mejor su espada, con las dos manos, en guardia. En cambio Insgrimur se mantiene frío como el acero.
DOLEK: Enaril, Nar emdan oda? (Enaril... ¿te encuentras bien?)
Dolek lucha por no parecer nervioso.
Enaril se queda estupefacta mirando a Insgrimur. Insgrimur avanza con calma hacia su espada y la recoge, ante la mirada de los otros dos. Dolek no se lo evita.
ENARIL: Enne diase do; yare sin fara godena enat arun, modo sat... ode kas arun... made surai dann, Dolek. (No sé que me pasa, al verlo me ha venido una sensación extraña, como una sensación del pasado... de nuestras tierras, Dolek.)
DOLEK: Enne dura sayenn sa dere li... (No estarás diciendo que él es...)
Insgrimur con una agilidad sorprendente lanza una estocada por la espalda hacia Dolek, que se gira raudo y consigue parar el golpe con su espada, pero ha sido tan fuerte que cae al suelo.
Insgrimur sitúa su filo en el cuello de Dolek.
INSGRIMUR: ¿Qué soy quién?
ENARIL: ¿Cómo puede ser que nos hayas entendido? ¿Acaso conoces el idioma de las tribus de Yanna? ¿Conoces el Avalhe-Naë?
INSGRIMUR: Cállate, bruja, estoy cansado de escucharos a los dos. (ahora a Dolek) ¡Reza tus últimas oraciones!
ENARIL: ¿Estás seguro que es eso lo que quieres hacer?
INSGRIMUR: He matado tanto que no me importa una víctima más.
ENARIL: ¡¡Para, por favor!!! ¿¡¡Es que no quieres hacer nada más en tu vida??!
Insgrimur se queda mirando fijamente a Dolek, y aparta la espada.
INSGRIMUR: Matar...es para lo único que sirvo.
DOLEK (se incorpora): Mira, te podemos ofrecer refugio esta noche, por la mañana podrás partir... pero aleja esa espada, ¿de acuerdo?.
Insgrimur lanza una mirada a Dolek y Enaril.
INSGRIMUR: Creo que descansaré esta noche, pero como intentéis algo no volveréis a ver la luz del día. Guerreros mejores que vosotros lo han intentado y han fracasado...
Enaril y Dolek se miran, escépticos.
Última edición por Javi el 08 Nov 2004, 18:58, editado 1 vez en total
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 07 Nov 2004, 22:35

"Es malo vivir de ilusiones"

Capítulo 13
En los sueños de Gonlad se refleja a su ser más querido, Leyenel. Él va detrás de ella corriendo felices. Mientras corren ella no para de reír, y él siente el impulso de poseerla.
De repente la espesa niebla envuelve a Leyenel, que se va alejando hasta desaparecer.
Gonlad por más esfuerzo de correr que hace no la alcanza, y se queda solo en el escenario. Está entre un estado de frustración y tristeza, y guiña los ojos desconcertado; ni en sus propios sueños es feliz junto a ella.
Se arrodilla y empieza a dar bruscos golpes contra el suelo gritando y a soltar maldiciones en el aire.
De repente ve un calzado delante suyo, perteneciente a Leyenel. Leyenel se arrodilla junto a él:
LEYENEL: ¿No ves que no puedes continuar así? si te sigo viendo en este estado no puedo parar de reírme de ti...
GONLAND: Pero yo te necesito Leyenel. Ven conmigo, seremos felices, los dos, podremos crear nuestro futuro...
LEYENEL: ¿Los dos?¿Nuestro futuro?... (se ríe) Será mejor que me olvides. Pertenecemos a mundos diferentes, y yo... (Leyenel se gira y queda de espaldas) ...no quiero estar contigo.
GONLAND: ¿¡Por qué eres así de cruel conmigo?! (Gonland coge el pie derecho de Leyenel) Sólo yo puedo hacerte feliz, Leyenel...
LEYENEL(enfadada): ¡¡Tu no sabes nada!! (Ahora susurrando debilmente) Déjame seguir mi camino... por favor...
GONLAD: ¡¡¡No, Leyenel, jamás te abandonaré!!
Leyenel le propina una patada con el pie que está sujetando Gonlad, quien se retira, y se toca la nariz, que está sangrando.
LEYENEL: Solo, Gonlad... Solo has estado desde un principio, y solo acabarás, junto a tu locura...
Leyenel se empieza alejar de Gonlad.
GONLAND: Leyenel no te vayas...Vuelve... (Desde el suelo estira el brazo como intentando agarrar la nada, mientras la figura de Leyenel se va desvaneciendo).
VOZ: Gonlad... no dejes que se vaya...
Gonlad se levanta del suelo, snifando y limpiándose sangre de la cara.
GONLAD: ¡Sal quien quieras que sea! (y añade en voz baja) ya bastante he sufrido...
VOZ: Estoy aquí para ayudarte, Gonlad. Sé que tu la quieres verdad.
GONLAND(voz de loco): No sólo la quiero...¡La deseo! Ella quiere estar conmigo, lo leo en sus ojos...
VOZ: Yo sé lo que sucede, realmente ella espera algo de ti, espera a que tú hagas algo.
GONLAND (como si repitiera las palabras que le están diciendo, como en un estado de hipnosis): Tengo que hacer algo... ella espera algo de mí...
VOZ: Sé el caballero que salve a su princesa...
Gonland regresa de sus sueños, entumecido por el sudor.
GONLAD: El caballero que salve a su princesa...
Otra escena refleja al Chaman en un habitación en penumbra que sale de su estado de meditación, sonriendo con cara maligna.
CHAMAN: El caballero que salve a su princesa...

"El despertar"Capítulo 14
Insgrimur está durmiendo placenteramente. Mientras duerme, Enaril va acercándose lentamente. Cuando está situada a su lado le pone su mano en la frente, y empieza a tener visiones sobre el pasado de Insgrimur, (visiones acusticas, entre las cuales se repite el susurrante nombre de “Yarok” y flashes del sello de Yanna. Esto le revela que es un Yarok, el Yarok que puede abrir el sello de Yanna.
Insgrimur, como despertando de un letargo, desenfunda una daga con rapidez y se la pone en el cuello a Enaril.
INSGRIMUR: ¡¡Te advertí qué sucedería si intentabais algo!! La gente siempre intenta estupideces...
ENARIL: Mátame si quieres, pero antes debes escuchar lo que debo decirte. Eres más importante de lo que crees, por eso hay gente que quiere atraparte para romper el sello. Has de ser precavido...
Insgrimur se levanta, pero sin soltar la daga del cuello de Enaril:
INSGRIMUR: No te mataré porque me has ofrecido donde pasar la noche. Todas esas estupideces que me estas contando me son indiferentes... No voy a seguir escuchando las tonterías que me está diciendo una hechicera. (Retira el cuchillo del cuello, y sale por la puerta)
Rea está escondida detrás de un árbol, preparando una lanza para lanzársela a Insgrimur que no se percata de su presencia cuando sale de cueva.
Cuando se adentra unos pasos en el sendero, Rea le ataca por espalda con su lanza. Dolek que se encontraba en los alrededores se pone en medio empujando a Insgrimur, justamente antes que la lanza le atraviese . Insgrimur observa como el cuerpo de Dolek se desploma como una pluma ligera contra el suelo, y observa quien ha sido la causante del ataque, desenvaina la espada.
REA: Has de saber que esa hoja estaba impregnada de Curare. Da las gracias a tu amigo.
Enaril sale y cuando ve el cuerpo de Dolek desplomado se asusta. Corre para socorrerlo.
INSGRIMUR: “No vas a tener una segunda oportunidad para atacarme, mi espada no te lo consentirá.”
Rea extrae dos cuchillos y comienza el duelo. Insgrimur golpea con fuerza, pero parece ser que la agilidad de Rea para todas sus estocadas.
Rea empieza a dar vueltas sobre sí misma extendiendo sus dos dagas situándolas en horizontal, y arremetió contra Insgrimur como si un huracán se tratase. Insgrimur comenzó a darle vueltas a su espada, formando un escudo y paró el golpe huracanado de Rea.
Mientras los dos combatientes cesan sus ataques, se quedan mirando jadeando por el cansancio.
INSGRIMUR: ¿Quién te envía? ¿O es algún tipo de venganza por haber matado alguien? Si es así tranquila, no tardarás en ir a hacerle compañía.
Rea guarda silencio, inicia el combate de nuevo. Rea produce unos pequeños cortes a Insgrimur. Insgrimur con furia arremete contra Rea, que consigue esquivarlo con un salto hacia atrás.
Leyenel, alertada, sale por la puerta. Rea e Insgrimur la miran salir, pero cuando Insgrimur se dispone a continuar el combate, Rea ha desaparecido como si sólo hubiese sido un espejismo.
Insgrimur y Leyenel se acercan al cuerpo de Dolek, le queda poca vida. Leyenel parte la lanza que tiene clavada. Enaril pronuncia unos conjuros tocándole por encima. Musita rápido, pero bajo, casi impreceptiblemente.
ENARIL: Duanna sera, adem spir, conta vera sodanne das. Meda lora sin adebera sunna dora, adebera sunn, so mia unna uderea de...
Dolek interrumpe a Enaril. Habla con mucha dificultad, medio lloroso, con la voz quebrada. Parece que tiene mucho miedo.
DOLEK: No lo intentes, Enaril, sabes que... que no hay remedio contra el curare...
Enaril lo mira y le acaricia el pelo. Mientras tanto Leyenel coge de la mano a Dolek arrodillada junto a él, con tristeza. Él mira al cielo con los ojos llenos de lágrimas y apreta la mano de Leyenel.
LEYENEL: Tranquilo, Dolek. Tranquilo.
Insgrimur se queda mirándole.
INSGRIMUR: No entiendo por qué una persona ha de dar la vida por otra (Se arrodilla junto a él, con solo una rodilla apoyada en el suelo). Esa lanza tenía que ser clavada en mí. El destino me escogió, no merece la pena que te hayas arriesgado,.. (y mira para otro lado) menuda estupidez.
Dolek aparta con suavidad la mano de Enaril que le acariciaba la cabeza. Se serena un poco.
DOLEK: Tienes que saber Insgrimur, que a veces se ha de luchar contra el destino. Has matado tanto que la muerte se ha convertido en tu mejor compañía. ¿Has olvidado quién eres? Yo sé quién eres. Yo moriré y tu vivirás, y así es mejor, pues mucho es lo que depende de ti. Me siento feliz por morir en tu lugar. Confio en que... te...
Las últimas palabras de Dolek quedan inacabadas, mientras se enfocan sus labios muere. Leyenel hunde la cabeza en él y Enaril le cierra los ojos.
Insgrimur se pone en pie. . Enaril lo mira. Insgrimur lanza su espada lejos, con fuerza. Lanza una última mirada a Dolek, parece que Insgrimur ha despertado.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 08 Nov 2004, 19:19

"El destino es algo que está escrito"
Capítulo 15
Después del trágico accidente, Insgrimur, Leyenel y Enaril están en el interior del refugio. El silencio gobierna unos segundos...
INSGRIMUR: Vosotros le conocías mejor. Pero hay que seguir hacia delante, de nada servirá lamentarnos.
Leyenel se levanta violentamente, mirando furiosa a Insgrimur.
LEYENEL: ¿¡Como puedes hablar tan fríamente?!. ¿Qué vas a saber tú, si ha muerto por tu culpa?! Dolek no te importaba, maldita sea... (Acercándose a él, sosteniendo la mirada. Parece como si estuviera a punto de abofetearle.) Para ti significa una muerte más.
INSGRIMUR: Tu le habrás conocido durante mucho tiempo, pero a mi me ha bastado poco tiempo para conocerlo.
LEYENEL: ¿Qué va a saber un asesino como tú?
INSGRIMUR (mirándola fijamente): Conocer a las personas. Dolek era una persona que creeía en aquello por lo que luchaba. Por eso las personas tenemos que luchar por lo que creemos...
LEYENEL (muy trágicamente): ¿¡Y tu crees en la muerte?!
Enaril e Insgrimur miran a Enaril, callados.
ENARIL: Leyenel, él ha muerto por ti.
Leyenel la mira durante un rato.
ENARIL: Se ha sacrificado por lo mismo por lo que partió en busca del último Yarok. Porque quería verte feliz. Porque quería verte en Yanna... tu tierra.
Se dice que el sello de Yanna se abrirá con la unión de un Alto Xamar y de un Yarok. Leyenel, eres la última descendiente de la estirpe de los Altos Xamar. Insgrimur, he visto en tu subconciente la muerte de tu tribu cuando dormías. Aunque no lo creas, eres descendiente de la antigua raza de los Yarok, la persona que esperábamos durante mucho tiempo...
LEYENEL: Debemos abrir las puertas para que las razas de Yanna regresen a su tierra. Allí se encuentra tu mundo, Insgrimur.
ENARIL: ¿Qué escoges, Insgrimur? ¿El sendero de muerte que ha sido tu vida o tu verdadera identidad?
Insgrimur mira a Leyenel. Ella le mira esperando una respuesta.
INSGRIMUR: Devolvamos a Yanna sus poblados.
Leyenel sonríe abiertamente, y Enaril esboza una medio sonrisa relajada.
Leyenel llega con una bolsa marrón de cuero la pone sobre la cama.
LEYENEL: La chica que mató a Dolek debe de haber mencionado a Tamiak donde nos encontrábamos. Debemos partir pronto antes que el ejército de Tamiak venga a por nosotros.

"Aunque lo neguemos, siempre el pasado golpea fuerte"
Capítulo 16
Un hombre está tendido encima de la hierba, mirando al cielo. Una capucha le tapa los ojos (es el encapuchado). Su mente empieza a viajar al pasado...
Recuerda el momento. Ruidos de batalla se escuchan. Se encuentra en una habitación preparado para partir sosteniendo un bebé en sus brazos. A su espalda se abre una puerta dejando pasar a una mujer El hombre parece ponerse nervioso, y se gira hacia ella.
HECHICERA(tono irónico): ¿Dónde crees que marchas, cariño? ¿Abandonas a tu gente? ¿Vas a dejar que los humanos conquisten Yanna? No creo que eso sea una buena forma de actuar para un Yarok...
HOMBRE(Encapuchado): Nada podemos hacer para detenerles, Takhisis, los humanos se adentran en Yanna a millares, luchando con el arma de la corrupción. Sé lo que pretendes hacer a mi gente, sellarás Yana con su sangre para protegerla de los humanos. ¿No has pensado que esa misma sangre corre por las venas de nuestro hijo?. (pausa) No puedo permitir que su propia madre lo asesine.
TAKHISIS: Ah, querido, no tienes remedio. Siempre espiando desde las sombras... eso no está nada bien. (Niega con la cabeza) Os dejaré marchar, pero recuerda bien mis palabras...Si en un futuro alguno de los dos regresa a Yanna para interponerse o intentar abrir el sello, entonces conoceréis el final definitivo de los Yarok... y Yanna se escapará de este mundo para siempre...”
El encapuchado sigue recordando...
Era un anochecer lluvioso, y escapó antes del sello de Yanna. De fondo lamentos y gritos de guerra recorriendo las tierra de los humanos. Cuando lleva un buen rato caminando bajo el cielo oscuro, empapado, se apoya en un árbol, echo polvo, y mira al bulto de mantas que sostiene en brazos.
ENCAPUCHADO: Hemos de olvidar lo que somos, Insgrimur. Es mejor que no recuerdes quien fuiste. Espero que al menos a ti todo te salga bien en esta maldita vida... (Deja al bebé en el suelo, y se lo queda mirando)
ENCAPUCHADO: Insgrimur, la sangre de los Yarok corre por tus venas, por eso sé que sobrevivirás y forjarás tu propia vida... Hasta nunca, hijo mío... (Se marcha abandonando a su hijo).
La mente regresa al presente, donde continúa estirado en la hierba. Se incorpora y coge una flor que hay a su lado. La examina entre sus dedos y de repente la parte por la mitad y la tira, se levanta y se va.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 10 Nov 2004, 12:58

Bueno de momento no podre escribir hasta q me traigan el ADSL hasta entonces ::)
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Meiko Mouri » 17 Nov 2004, 15:28

Me he quedado poco antes del capítulo 13 ^^ A ver si estos días puedo acabarlo. Me gusta la historia, es original la forma en la que la escribes, como si observases una película. La influencia del señor de los anillos se ve a kilómetros, eso si xDD
Fallos: describes poco a los personajes. Deberías dar más detalles sobre ellos para no liarse y que el lector se sienta identificado o al menos los reconozca por unas características en concreto. En eso flojeas bastante pero en expresión me parece que está mucho mejor que otras historias tuyas.
Opinión de aficionada ;)
Besos!
Avatar de Usuario
Meiko Mouri
Friki-sama
 
Mensajes: 336
Registrado: 07 May 2003, 22:12
Ubicación: Asturias

Notapor Javi » 24 Nov 2004, 21:50

"No hay viento favorable para el que no sabe donde va"

Capítulo 17
Grandes recorridos han realizado, ya llevan una semana de viaje. Sus caras están sucias y sus ropas arrugadas. Insgrimur, acostumbrado a los largos viajes, es el que menos cansado se encuentra.
LEYENEL (resoplando y sentándose en una piedra): Por favor, Enaril... descansemos un rato...
ENARIL (mirando a Insgrimur, que va un poco más adelante y también se ha parado): Sí, será mejor que paremos... si éste inagotable Yarok nos lo permite...
Insgrimur hace una exploración al terreno, mientras Leyenel habla con Enaril.
LEYENEL: ¿Cómo puede aguantar este ritmo de viaje? ningún hombre aguantaría tal tortura.
ENARIL (Apoyada en un árbol): Recuerda que Dolek y la gente de Tamiak le han perseguido durante años y no han podido dar con él. Está acostumbrado a este tipo de vida.
Cuando dice eso, Enaril coge una mariposa en su dedo, que luego levanta el vuelo.
VOZ DE INSGRIMUR:Camino y destrucción; en eso se puede resumir la vida que hasta ahora he llevado (aperece desde detrás de ellas y se giran para mirarlo)
Será mejor que no permanezcamos mucho tiempo, pues ésta es una zona asediada de hombres de Tamiak.
ENARIL: Debemos buscar un refugio, la noche nos acecha y debemos reponer fuerzas...
LEYENEL: ¿Por qué no nos acercamos aquellas montañas? (dice señalándolas). Se dice que los lugareños suelen ser hospitalarios con los viajeros.
INSGRIMUR: No me parece mala idea, podemos aprovecharlo. No estamos muy lejos. Y sino, les podré convencer fácilmente (acaricia su filo)
LEYENEL: Ese no es el camino, Insgrimur; quitar la vida a los demás es símbolo de egoísmo y debilidad.
INSGRIMUR: ¿No lo entiendes, niña? Si no nos acogen habrá que ponerle remedio; necesitamos necesitamos refugio.
ENARIL: Leyenel tiene razón. Tienes que limpiar tu alma de muertes.(avanza unos pasos, acercándose a Insgrimur) Esta noche sólo atacaremos si es necesario.
INSGRIMUR: Me tienes un poco harto con toda esa filosofía.
ENARIL: Pero sabes que tengo razón.
Insgrimur sostiene una mirada pero ya no son aquellas miradas sin expresión, parece que siente algo:
INSGRIMUR: Está bien, os haré caso... por esta vez, si las damas son tan amables, podemos partir...
LEYENEL (Tono irónico): Si el caballero es tan amable de acompañarnos... (finaliza con una sonrisa burlona).

"Las personas buenas a veces esconden una gran maldad en su corazón"
Capítulo 18
Ocaso. Juego de luces anaranjadas. Las montañas tienen una accesibilidad fácil, al grupo no les cuesta la subida. Mientras ascienden, el umbral de la noche va cayendo.
Una casa rústica se encuentra en mitad del valle, mostrando luces en su interior. Llaman a la puerta con tres golpecitos. Una inquietud se antepone, rápidamente cortada por unos pasos que se acercan a la puerta y empieza abrirse poco a poco. Aparece una mujer mayor, con ropajes de campesina. Su cara está llena de granos pero tiene una cara agradable y mostrando un cuerpo un tanto encorvado. Sonríe mostrando unos dientes pu** y en espacios carentes de los mismos, como si de toda la vida estuviera acostumbrada a las visitas.
MUJER: OH! Buenas noches, ¿en que les puedo ayudar?
LEYENEL: Somos viajeros, señora. Estamos de paso por aquí, y queríamos preguntarle si podemos pasar esta noche en su choza, sino es mucha molestia. Por supuesto que pagaremos un alquiler...
INSGRIMUR (murmurando): “...¿Pagaremos?...”
Leyenel escucha el comentario y le propina un codazo que hace que se agite un poco. La mujer se queda mirando a Insgrimur, como extrañada.
MUJER: Oh, no, al contrario, ¡para mí es un placer tener compañía esta noche! Pasad, pasad... (La mujer se aparta a un lado para dejarles pasar: pasan lentamente, primero Leyenel, Enaril y después Insgrimur) Bienvenidos a mi humilde hogar, es pequeña, pero unos colchones facilitarán el sueño por esta noche.
LEYENEL: Muchas gracias
ENARIL: Gracias.
Cuando Insgrimur pasa por el lado de la mujer, ésta le cambia la mirada unos segundos, mirándole seriamente de arriba abajo unos.

"Los secretos peores guardados"
Capítulo 19
Comienzan a cenar. En la cena la mujer inicia la conversación:
MUJER: y bien, ¿a dónde os dirijís?
ENARIL: Vamos hacia el Norte.
LEYENEL: ¿No es un poco imprudente, recoger a los viajeros sin tomar precuauciones?
Un momento de silencio mientras comen. Enaril mira a Leyenel.
MUJER: Estoy acostumbrada acoger a transeúntes, todos vienen admirar el paisaje de estas montañas. Yo he pasado toda mi vida en la montaña, no hay mejor sitio que vivir en mitad de la naturaleza, ¿no creeis? Sientes libertad y comunión con los espíritus, no como en las ciudades, donde uno se encuentra preso. ¿Que tipo de vida llevan ustedes?”
LEYENEL: Vivimos en la aburrida ciudad, y hemos decidido hacer una pequeña excursión para ver las montañas.
MUJER (con la sonrisa de oreja a oreja): Ah, eso está bien, veo que ha venido con su novio y una amiga.., bueno lo digo porque antes me ha llamado la atención el codazo que le ha arreado, típico de las parejas...(suelta una risita inquietante).
Insgrimur levanta la mirada hacia Leyenel.
Enaril mira a Leyenel. Ésta se ha quedado anonadada.
ENARIL: No, señora, todos somos amigos solamente.
LA MUJER (mirando hacia enaril): Los tres sois buenos amigos entonces... (se queda pensativa) ¿a qué se dedica usted?
ENARIL: Me gusta la medicina natural, soy herbolaria.
MUJER: Oh, vaya, una naturalista de las mías jeje.
Se levanta, y recoge los platos. Cuando coge el plato de Insgrimur, le muestra una sonrisa forzada.
MUJER: Espero que la cena haya sido de su agrado.
Dicho esto, marcha hacia la cocina.
LEYENEL: Parece que los rumores que circulaban que los lugareños eran amables es cierto, ha sido muy simpática con nosotros.
INSGRIMUR: La cena estaba bien, pero se me ha hecho un tanto irritante, sobretodo por la señora.
LEYENEL: Tienes que saber que no hay que juzgar a la gente por su modo de hablar. ¡No ha dicho nada malo!
ENARIL (interrumpiendo la conversación): Será mejor que marchemos, no me parece que sea lo correcto quedarnos.
LEYENEL: ¿sucede algo?
ENARIL: No me ha gustado su expresión.
INSGRIMUR: ¿Qué? (tono de que no la hubiera oído, no de incredulidad)
ENARIL: Esa mujer estaba actuando.
Leyenel e Insgrimur la miran, callados.
INSGRIMUR: Tengo la misma impresión que Enaril. Será mejor que nos vayamos. Es más, es probable que esté comprada por Tamiak... yo voto deshacernos de ella.
LEYENEL: Pero, ¡¿qué decís?! Esa mujer está siendo muy amable, nos ha ofrecido una cama y nos ha ofrecido una cena con toda su buena fe...
INSGRIMUR (interrumpe): Tomaré yo la iniciativa entonces.
Insgrimur se levanta y empieza a desenvainar la espada. Leyenel le coge de la ropa y de un estirón le hace sentarse de nuevo. La mano de Insgrimur sigue en la empuñadura, y Leyenel agarra también la espada por el comienzo de la hoja, evitando que Insgrimur la saque de la vaina.
INSGRIMUR: Suéltala, Leyenel.
LEYENEL: ¡Insgrimur, no! ¡No debes verter sangre!
Como ya estaba algo desenvainada y Leyenel la sujeta por la hoja, sus manos empiezan a sangrar.
ENARIL: ¡Dejad ese juego! Y lo que tengáis hacer, hacedlo ya, porque está regresando.
Cambios de plano muy rápidos y la cámara se mueve para dar sensación de que no hay tiempo.
La mujer llega con una bandeja cuya superficie hay 3 tazas saliéndole humo, junto algunos dulces.
MUJER: Me he permitido hacer té caliente y unos dulces que os sentarán bien antes de dormir.
LEYENEL: Vamos buena mujer, siéntese con nosotros.
MUJER: Pues aquí me sentaré, así podremos hablar un ratito antes de acostarnos, jejej. (Da una taza a Leyenel y otra a Enaril.) Tome su taza (le ofrece la otra taza a Insgrimur).
INSGRIMUR: Lo siento pero el té no me gusta (Enaril y Leyenel se le quedan mirando, Leyenel furiosa y Enaril inexpresiva) Qué descuido por su parte no preguntar si nos gustaba el té.
LEYENEL (disimula mal que está muy molesta con Insgrimur, por lo que su tono suena algo irónico): Oh, señora, discúlpele, pues sin duda el cansancio le ha nublado la mente...
MUJER (un tanto nerviosa): Oh, tranquilos, por eso no hay problema, le puedo ofrecer otro tipo de infusión. ¿Si quiere le preparo otra cosa?
Se enfoca la cara de Enaril muy cerca de su taza de té, concentrada.
ENARIL: Señora, ya que a él no le apetece té, aproveche usted su taza y bebamos juntas en honor a su hospitalidad.
MUJER: No gracias, pequeña, yo ya me he tomado mi taza antes, en la cocina...
ENARIL: Vamos, en honor a sus huéspedes, unos sorbos...
MUJER: No gracias, preciosa, será mejor que vaya a prepararle una infusión de romero a vuestro amigo...
INSGRIMUR: Venga por favor, señorita, a mi no me apetece ya nada, tómese el té con ellas...
MUJER: Es que realmente a mi nunca me ha gustado el té, aunque agradezco vuestra buena intención.
LEYENEL: ¿No acaba de decir que se había tomado uno en la cocina?
Insgrimur y Enaril miran a Leyenel.

"Senderos de sangre"
Capítulo 20
Con la choza al fondo, se alejan de allí por el sendero.
LEYENEL: No era necesario que hicieras eso, Insgrimur.
INSGRIMUR: No podemos permitir que hable. Te decíamos que la hospitalidad de esa mujer no era sincera, y no quisiste escucharnos.
LEYENEL: De acuerdo, teníais razón, pero eso no te disculpa de haber hecho lo que has hecho.

"Las cosas no son lo que parecen"
Capítulo 21
Ya pasó bastante tiempo desde que Enaril, Leyenel e Insgrimur abandosen la choza.
Ahora nos situamos en el interior de la casa de la mujer, donde Rea está sentada encima de la mesa, y varios soldados registrando la casa. .
REA (con voz resignada): Ya se sabe... la gente inútil más que servir de algo, molesta.
Nos alejamos un poco para pillar una panorámica de la habitación y vemos a una mujer ensangrentada abandonada en el suelo.
REA (a voz de grito y mando): ¡Vamos, no tenemos tiempo que perder! No nos deben llevar mucha ventaja.
Baja de un salto de la mesa y toca la sangre de la mujer con la punta del dedo, que luego se lleva a la boca.
REA (sonriendo, vemos la boca lamer el dedo): La sangre aún está fresca...
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Siguiente

Volver a Historias y Fanfics +18

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron