Un encuentro...maligno

Versión para adultos de Historias y Fanfics. Escribe aquí las historias que por su contenido no sean aptas para todos los públicos. Exclusivamente mayores de 18 años.

Un encuentro...maligno

Notapor Kyra » 13 Mar 2005, 19:12

Un encuentro...maligno


Pasé toda mi infancia en una pequeña aldea, cerca de los montes de Herindorn. Mi família y yo vivíamos en una casa humilde apartada del resto de viviendas en la aldea, no nos gustaba mucho la gente, preferíamos estar solos, pues mis padres y yo pensabamos que únicamente se aprende de la vida en la soledad, pues no hay mejor lección que la que no pueden darte.

Mis padres eran armeros, y hacia muchos años que se dedicaban a esa profesión, así que os podeis imaginar la de cantidad de armas que llegamos a poseer, todas ellas diferentes y de manejo complicado, pero no imposible. Queríamos estar preparados si alguna vez nos veíamos en problemas, pero hasta el momento, yo jamás pensé lo que se me avecinaba al cumplir los 16 años, algo que cambiaria mi vida para siempre.

Una larga tormenta estacionaba en nuestra aldea, (me acordaré de ese dia hasta que mi corazón pare de latir) parecía que persistiria durante el trancurso de la noche. Era mi décimo sexto cumpleaños, lo celebraba bajo esa ardua lluvia, con mi familia, las personas que más quería, cerca de nuestra cálida chimenea. Era feliz y afortunada de tener unos padres como los que tenía, sí, los que tenía. Pues fueron asesinados, mi aniversario fue interrumpido por un temible Demonio, con sed de poder, los mató sin escrupulos alguno, delante de mis ojos, mi madre fue degollada y mi padre aplastado por la mesa donde minutos antes, felices, nos repartíamos el pastel de mi décimo sexto aniversario.

No pude reaccionar ante temible atrozidad, en un segundo esa asquerosa cosa me había arrebatado toda mi felicidad. No era una experta guerrera en esa época, pero gracias a mis padres, me enseñaron a manejar las armas que alli poseeiamos, me hice con una, concretamente la primera que forjó mi padre, la primera espada que empuñaba por primera vez y que no era ante un saco de trigo, sino ante el ser maligno que me había arrebatado aquello en lo que más amaba. Entonces fue cuando con todas mis fuerzas, derrochando lagrimas por las mejillas y gritando a pleno pulmón quise clavarle la espada entera hasta la empuñadura, pero no pude pues con el alzamiento de su mano me quedé flotando en frente suyo, me quedé paralizada, y me arrebató mi arma. Se dispuso a liquidarme, pero no se porqué extraña razón no podía hacerlo. Luego descendió su mano y yo caí al suelo estrepitosamente. Decidida a intentar matarla, volví a agarrar mi espada, me lebanté y fui corriendo hacia ella, pero justo antes de llegar a su estomago, paré en secó, le miré los ojos, ella me miró fijamente no apartaba su mirada de mi, yo aparté la vista hacia mis padres, brutalmente asesinados, y apreté fuerte la empuñadura de la espada, tanta fue la presión que mi mano sangraba y la miraba con impotencia, no podía matarla!! no sabía lo que me pasaba, sentía algo, no sabía que era. No podia darle explicación logica ni racional de lo que me estaba sucediendo. No podia apartar la vista de ella, cada vez era más intensa....y yo cada vez más débil.

-Ser inmundo....por qué has matado a mis padres???

No contestaba a mi pregunta, yo no paraba de derrochar lagrimas, y me caía un pequeño reguero de sangre en la ceja, pues el golpe que me había dado en el suelo, fue suficiente para causarme un pequeño tajo. Volví a institir, ésta vez más desesperada.

-¡¡¡Dimelo!!! que te han hecho??, y porqué no me matas y terminas tu trabajo??, Vamos! Terminalo Demonio! acaba con mi sufrimiento, y no me dejes cegada de venganza y muerte.¿¿¡¡Me oyes!!??

Me estaba quedando sin voz y sin fuerzas de tanto que estaba padeciendo, no podía resisitir ni un minuto más delante de ese ser ni presente en la horrible muerte de mis padres.

Salí corriendo de mi casa, llovia intensamente y la aldea estaba cubierta de una capa de oscuridad, ese temporal acompañaba mi tragedia. Me arrodillé en el fangoso suelo, dejé caer mis débiles manos y hundí mis puños en el fango. Grité sin parar, llorando de rabia de tristeza y de impotencia de no poderla matar, pues algo sentía, me daba asco a mi misma. No podía más, si no tenía las fuerzas suficientes para matarla...no merecía vivir. Fui al yunque que tenía mi padre en la parte trasera de la casa y agarré una daga bien afilada, con la firma de mi padre en la empuñadura. Alzé la daga y dirigí la punta de la daga hacia mi pecho. Justo antes de clavarmela el demonio me agarró de la muñeca y la daga voló por los aires, se arrodilló conmigo, me miró... ¿que me pasaba?, intentaba no responder a la mirada, pero no podía aguantarlo, ¿porqué esa atracción? estaba totalmente desorientada.

-¿Quien eres?que me estas haciendo?

Al fin me contestó, con una mirada tierna y deseosa.

-Shhhh...acaso importa....?

Me sentía poderosamente atraida por ella, no podía remediarlo y la daga estaba fuera de mi alcance.

-¿Porque no me has matado?
-¿Y tu?

-No pude... (Dije avergonzada)
-Lo ves...tampoco somos tan diferentes.

Entonces entendí por qué no se deshizo de mi. Ella sentía lo mismo o almenos eso me hizo pensar. Vi su mano acariciar mi rostro, y yo no se lo impedí, dejé que me tocará, sucumbí a sus encantos, a su atracción, no tenía fuerzas para luchar contra lo que estaba sintiendo. Me limpió la boca del barro que tenía incrustado, se acercó más a mi, tanto que al fin noté sus labios cálidos en mi boca, su lengua se dejó ver por la comisura de mis labios. Mientras me besaba me agarró de los hombros, y me llebó al taller que teníamos, donde guardabamos todas las armas que en casa no cabían.

Una vez allí y sin dejar que su boca se separase dos centimentros de la mia, me empujó a la pared me arrancó la camisa y con ella todos los botones, me agarró las manos y las alzo hacia arriba, cojiendome de las muñecas y presionandolas contra la pared, dejandome inmobilizada, mientras no paraba de besarme y rozarme con su cuerpo, pues ya se había despojado de sus ropajes íntimos....recuerdo aquella noche, con vergüenza, asco de mi misma, de mis actos, deshonrado a mi família, pero sin embargo mentiria al decir que no disfruté, pues nunca había experimentado tanto gozo ni lujuría. Mi única explicación es que me tenía embrujada, pues pensé en que un extraño conjuro de atracción me había lanzado, pero no lo entendía ¿para que desperdiciar ese conjuro pudiendome matar? era algo que me reconcomía, ¿y porqué mató a mis padres?.

Volviendo a esa fatídica y salvaje noche, recuerdo que desperté al alba con mis ropas rasgadas y arañazos en mi cuello y muslos. Miraba a todas partes, y no la veia, se había ido.

Después de todo aquello, decidí empezar de cero, no quería suicidarme, pues no servía de nada y si debía hacerlo antes quería responder todas mis preguntas. Me puse manos a la obra, y empecé recopilando información sobre los demonios, los estudié a conciencia despues del suceso en mi aniversario. Tambien mejoré mi manejo de armas, practicaba a menudo con el saco de trigo que colgaba mi padre del viejo roble. Estube unos 2 años y medio obsesionada y traumatizada, juré que si al volvía a ver la mataría, pero antes quería respuestas. Para ese supuesto reencuentro, me preparé, estudie Demoniología, gracias a la multitud de libros que conseguí y leí encarecidamente así pues me convertí en experta en Demonios.

Yo, mis armas y mi sabiduría en demonios, hizo que llegase ese día que tanto anhelé, durante los dos años y medio de preparación, me reencontré con ella. Enseguida me reconoció, y yo a ella, pues nunca se me olvidó su rostro, era morena, con el cabello tan largo como el mio, ojos rojos como el infierno mismo. Vestida con una larga túnica negra. Me miró confusa, y me habló.

-Eres tu??
-Si, y esta vez no seré tan benevola.

La madlita lanzo una carcajada.

-Ja Ja Ja....benevola? pero si tan si quiera me tocastes.... Ay no perdona, si que llegastes a tocarme.

Al decir esas palabras mi sangre empezó a hervir como nunca ,odiaba que me recordase aquello, pues no era yo la que actuaba estaba como poseida por sus encantos. Respondí con venganza y odio.

-Esta vez solo te tocaré para atarvesarte tu cuerpo con mi espada.
-La misma espada que dejastes caer?
-Maldita! te odio, te odio con todas mis fuerzas.
-Pues, sucumbe tu deseo Ayris


Entonces me sorprendí sabia mi nombre, pero ¿como?

-Que pasa? te asombras de que sepa tu nombre?
-Qué sabes de mi? conocías a mis padres?
-Simplemente te diré que sí, los conocía y a ti tambien, logico que no me recuerdes. tu aún eras demasiaod pequeña.

Cada vez estaba más confusa pero mas deseosa de saber más sobre la relacion que tubieron mis padres y ella.

-¿Como te llamas?
-Me querías matar y ahora quieres saber mi nombre, ¿que pasa? no eres capaz de atravesarme esa espada sin saber el nombre de quien vas a asesinar?
-No me respondas con preguntas! quiero saber el nombre de mi enemiga.
-Shila, Demonio de Herindorn y sus tierras. Ya lo sabes. Ahora toca cuando tu me matas., venga adelante.


Shila alzo sus brazos, extendidos horizontalmente, como queriendo que la matase, pero se reía de mi, sabía que podía recaer como aquella noche.

-No soy la misma que la de hace dos años y medio.
-Ah no? cierto, te veo más atractiva, más mujer.


Otra vez no...empezaba a notar aquellos sentimientos que me produjo Shila aquella noche sangrienta. Luego ella lo notó.

-No luches contra tu corazon Âyris, ven a mí, desahoga tu rabia, tu impotencia, y tu lujuría esa que llebas dentro...vamos ven a mí introduce toda esa maldad en mí.

No pude matarla, és más volví a recaer en lo mismo, era imperdonable, no era yo, ¿como podía ser que me poseyese de aquella manera? no sabía que hacer no podía volverla a ver, prefería no verla y almenos no darme asco mientras apagaba mis deseos lujuriosos con ella. Decidí seguir mi rumbo esta vez alejada de Shila, pues me traumatizaba y me descolocaba cada vez que la veía. Necesitaba purificarme de tantos pecados cometidos. Decidí ir a Themeperus, allí vería que haría, necesitaba entregar mi sabiduría y mi destreza en el combate a causas más importantes y más bondadosas que las que estaba depositando en mi fracaso de venganza contra Shila.
Imagen
Avatar de Usuario
Kyra
Fan-chan
 
Mensajes: 36
Registrado: 11 Mar 2005, 21:40
Ubicación: Barcelona

Notapor Endymion » 13 Mar 2005, 19:52

:eehh: ala, has creado a un Dante mas una Betrix Quiddo, en 5 minutos, pero el relato lo veo confuso, demasiada informacion poco tiempo, a mi me parece mas el esquema de una historia larga, como consejo te diria que lo alargaras o intentaras hacer las cosas por partes, todo de golpe sorprende mucho.

Ademas ya de describes mas!!! muy bien, lo haces mejor
Besos
Imagen
Avatar de Usuario
Endymion
Otaku-san
 
Mensajes: 110
Registrado: 16 Ene 2005, 23:08

Notapor Kyra » 13 Mar 2005, 19:57

Seguiré tus consejos Endymion!, escribiré un poco más!., gracias por tu tiempo depositado para mi relato te lo agradezco :kiss: uyss casi se me escapa el otro emoticion que se parece a este jaajajajaa

Pd: Lo siento moderadores/as no me fijé que había un subforo para relatos de mas de 18, sorry movedme el post, siento las molestias
Imagen
Avatar de Usuario
Kyra
Fan-chan
 
Mensajes: 36
Registrado: 11 Mar 2005, 21:40
Ubicación: Barcelona

Notapor RidliScot » 13 Mar 2005, 23:21

movido.
Imagen
taaanto gilipollas..... y tan pocas balas.
ladnok online
Avatar de Usuario
RidliScot
Tennō
 
Mensajes: 5093
Registrado: 19 Feb 2003, 23:07
Ubicación: Elche

Notapor Jim » 22 Jun 2005, 12:02

Hola. A mi tambien me ha gustado mucho, pero me pasa como a Endymion, me da la sensación que como historia larga y dividida en partes hubiera quedado mejor. De todas formas esta muy bien.
Avatar de Usuario
Jim
Senpai
 
Mensajes: 659
Registrado: 12 Ago 2003, 12:20
Ubicación: en un jardin oscuro rodeado de seres fantasmales


Volver a Historias y Fanfics +18

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron