Sendas solitarias: Penurias y Pesares

Versión para adultos de Historias y Fanfics. Escribe aquí las historias que por su contenido no sean aptas para todos los públicos. Exclusivamente mayores de 18 años.

Sendas solitarias: Penurias y Pesares

Notapor Javi » 06 Nov 2005, 20:02

Capítulo 0

"Tarde o temprano, en nuestras vidas el pasado vuelve a golpear"

"Dicen los antiguos manuscritos, que la tierra de Yanna fue liberada y expulsada fue Takhisis la últimas de las hechiceras. La unión de las dos sangres de las tribus Puras, los Yarok y los Xammar, han devuelto a las criaturas de Yanna a su mundo, abandonando las corruptas Tierras Humanas.
Yanna creció abundando bosques dorados bautizados por los ríos eternos y las cascadas de la lágrima de Akyoel. Una nueva era se alza en la historia de Yanna.
Insgrimur, hijo de Takhisis y del honrado Yarok que viaja en peregrinaje, ha cogido las riendas y se ha convertido en uno de los soldados más leales de Yanna, los espíritus le dotaron de la inmortalidad pura de Yanna, nunca llegaría a envejecer. Junto a él, la fiel hechicera Enaril, tomando las riendas de Takhisis purificando con ayuda de sus hermanos hechiceros Yanna.
No había ni gobernantes ni gobernados, todo era equilibrío... Pero este equilibrio estaba en peligro.
El corazón del valeroso Yarok Insgrimur, se esconde una gran tristeza, perdio a su amada Leyenel hace mucho tiempo, en lo más ahondo, su habilidad como guerrero se está debilitando. Si el guerrero se entristece, los que le siguen caerán, y sin ellos Yanna no tiene futuro... y ya se sabe que Yanna siempre será codiciada..."
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 07 Nov 2005, 20:24

Capítulo 1

"Las llamas del fuego claman a sus protectores"

Situado al borde de las cascada, un lago de color platino cuyo centro descansa una pequeña isla, dónde reunidos estan los grandes hechiceros de Yanna. Con sus vestidos blancos inmaculados irradiantes, formando la belleza del bosque dorado que les rodea. Sentados están en una gran mesa circular, símbolo de la unidad, donde allá nadie es más importante que nadie.
Todos de rostros jóvenes, la inmortalidad no les hace envejecer, pero de entre todos una hechicera nos llama la atención. Una bella muchacha de ojos azules, pelo largo moreno, vestida con un vestido blanco inmaculado cuya capucha la tenía hechada hacia atrás. Famosa por el arte de la curación y sus "visiones". Profetizó la llegada del Yarok perdido que vagaba sin rumbo, y si ella no hubiese estado, el Yarok se hubiese convertido en otra persona. Estamos hablando de Enaril, la que unificó a todos los hechiceros desperdigados por el mundo de los humanos para regresar a Yanna. 30 años ya pasó.
Enaril se levantó:

ENARIL: N'ha liey gurana (Aquí estoy para escuchar)

Entre todos se levantó un Xamar, de cabello rojizo, ojos verdes. De estatura mediana pero de complexión delgada, se retiró la capucha hacia atrás para hacerse reconocer. Su nombre era Harlock, experto en la magia de la naturaleza, y especializado en el poder del viento. En el viento encuentra la sabiduría, recorre grandes distancias y gracias a ello, Harllock puede mirar al mundo que le rodea, y justamente una de esas visiones hizo reunir a todos los hechiceros de Yanna.

HARLOCK: Na era nab si lisl... Perdonad pero prefiero comunicarme en el idioma natural que en Avalahe-naë (Tosió un momento y prosiguió con su narración) Viento me ha revelado un nuevo problema para Yanna. En las tierras humanas, los humanos se hacen más poderosos, parece que no olvidan Yanna.

ENARIL: Naranib ghüel na da Yarok...

HARLOCK: El Yarok que abrió la puerta de Yanna.... Cuya muerte calló la Xammar que por envidia la mató la madre de Insgrimur,Takhisis... El marido marido de ella, El Encapuchado...

Enaril, no pudo contener la rabia, no creía aquello que escuchaba, y la frustación la hizo cambiar de idioma:

ENARIL: No creo que el Encapuchado traicione a su propio hijo.

HARLOCK: Pero si ya intentó asesinarle una vez...

ENARIL: Entendimos porque lo hizo en su momento (un destello azulado se creó en su mirada) Para remidirse comenzó un viaje.

HARLOCK: Pero si en su búsqueda, decidió separarse de su pasado, ¿quién te dice que no quiere destruirlo? Y parte de su pasado es Yanna. Está congregando un ejército, su primer movimiento será dominar las Tierras Humanas... Y Yanna se reforma poco a poco, no podemos permitir otra guerra, y últimamente a nuestro Yarok, a Insgrimur se le ve sumido en la tristeza absoluto (Alzó la voz para que se escuchara por toda la cónclave) Escuchadme bien, en su corazón ahonda tristeza, una tristeza por haber perdido un amor. Si nuestro mejor guerrero sucumbe, no habrá esperanza para Yanna, será un arma de doble filo para todos nosotros.

Todos en la reunión se exaltaron, balbuceando por todo lo alto. Enaril no pudo contenerse, y dejando el consejo se marchó en silencio. Comenzó atravesar el sendero que unía la isla con el resto del bosque. Se detuvo, percatándose de la aparición silenciosa de Harlock.

ENARIL: No puedo creer en tus palabras.... Pero las creo si las dice Viento.

HARLOCK: Los espíritus nunca mentirían, Yanna forma parte de ellos como tu y como yo. (le posó dos manos firmes en su hombro) Con Insgrimur has hecho un trabajo fantástico,, alguien cuya meta sólo era matar y ahora se ha convertido en uno de los nobles guerreros de Yanna, además de convertirse en uno de los primeros Yarok bautizados en no envejecer, los espíritus quieren que esté con nosotros... (Bajo el tono de voz haciéndolo más dulce) Y tú en el fondo le amas, desde el primer momento que viste un cambio en él, y si Leyenel no hubiese aparecido él te hubiese elegido... No lo pongo en duda...

Con un gesto Enaril, se deshizo de sus manos y posó sus ojos azulados en él, con una expresión seria y sosegada.

ENARIL: Sólo te interesa la supervivencia Harlock. No te equivocas en tus palabras sobre el amor, es cierto que siempre he estado enamorada de él, y es cierto que si Leyenel no hubiese estado vendría a mí, pero también es verdad que Leyenel era amiga mía y yo quería ver un futuro para ella, e Insgrimur era su futuro.

HARLOCK: En el fondo siempre ha estado enamorado de las dos pero Leyenel mostró sus sentimientos y no los escondió como tú. Su amor por ambas, le hizo cambiar.

ENARIL: Él en cambio no quiso abrir Yanna, pero en el fondo no lo hizo por nosotros. Se preguntó si haría bien en abrir sus puertas.

HARLOCK: Eres muy inteligente Enaril (esbozó una sonrisa dulce hacia ella) Y te has dado cuenta que él abrió las puertas por tí aunque no te lo manifestó. (miró hacia el cielo inmaculado de Yanna) Y tienes razón que soy un superviviente, pero sobretodo ante mi pueblo Enaril, y necesitamos a Insgrimur para un futuro para Yanna, debes hablar con él.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 08 Nov 2005, 18:31

Capítulo 2

"Penurias y Pesares"

En el alcantalido, allá las vistas muestran toda la grandeza del bosque dorado, viéndose llanuras verdes y los ríos platinos abrazándolo todo. Más allá del bosque dorado se encuentra la llanura del "Pesar", justamente en el linde de entrada de Yanna, y más allá las tierras humanas.
Un hombre alto, con el pelo cortado rojizo, de complexión musculada y atlética, comienza a dar mandobles con una espada larga al aire. Enseñando su torso desnudo, su musculatura va reaccionando con cada golpe que él asesta, sudando de extenuación después de tres horas de ejercicios, pero él continuaba dando mandobles.
Con cada mandoble un recuerdo, unos ojos verdes, asesta un golpe. Girando sobre sí, da otro golpe violento, un cabello rubio, y frena en seco el golpe.
Empieza a golpear un golpe tras otro, con una celeridad increíble, y junto a ello recuerdos....
Su beso con Leyenel.... su voz reclamándole... y al finalizar...una muchacha bella, de ojos azules, morena, con su cuerpo delgado y desnudo esperándole con los brazos abiertos...
Para en seco el golpe, y mira la punta de la espada observando como señala hacia la tierra de los humanos.
Allá dónde nació sin conocer sus orígenes. Como su sangre Yarok le salvo la vida aún siendo un niño. Creció y secuestrado por un gremio de asesinos, le entrenaron para matar. Sin ningún fondo, sólo mataba, un ser sin escrúpulos.
A una edad adulta, atacó al gremio asesinándolos a todos, en muerte se convirtió, sin éste saber que estaba buscado por todas las tierras humanas, el Yarok que abriría Yanna.
Caminó sin demora, con una resistencia que podía aguantar días sin dormir, así fue imposible encontrarle. Hablamos de Insgrimur, convertido en noble caballero de Yanna.
Insgrimur con rabia clavó su espada, y al momento vió reflejada en ella a Enaril.
Enaril se acercó y quedó callada detrás de él.

ENARIL: Como siempre separado de la sociedad y ejercitándote diariamente.
Insgrimur sonrió, se sentó en el suelo y girándose hacia ella:
INSGRIMUR:Supongo que cuesta adaptarse a muchos cambios. Mírame convertido en noble caballero, en estos 30 años he tenido que defender Yanna, pero no se cuanto podré aguantar.
ENARIL: Sé que sufres por dentro Insgrimur, ¿a qué es debido tanta tristeza?
INSGRIMUR (se levanta del suelo y se acerca a Enaril con una sonrisa amistosa): El don de la palabra.. .Pensaba en el pasado... De muerte, y tengo miedo. Vosotros formáis parte de mi vida, pero me siento hueco no sé. Todo esto de la profecía únicamente fue para encontrar a su hijo, manipuló a todo el mundo sólo por estar conmigo. La muerte de Leyenel se me representa todos los días....
ENARIL: No tienes que angustiarte por todas aquellas cosas, lo importante es lo que eres ahora.
Insgrimur agachó un poco la cabeza:
INSGRIMUR: El que está ahora se desmorona, lo bueno que tenía en mi pasado era que fui mejor guerrero del que soy ahora, pierdo fluideza, destreza.... Si no estoy preparado no se como defenderé todo.
ENARIL: Te entiendo, me siento igual. Todos esperan mucho de los que abrieron Yanna, yo como hechicera y tu como el guerrero, pero ambos nos desmoronamos.
INSGRIMUR: En el fondo son todos unos egoístas, les hemos abiertos las puertas, pero Yana tiene que ser cosas de todos. Yo tengo la solución, debemos traer algo del pasado de Yanna, para que nos enseñe. Estoy pensando en traer de vuelta a mi padre.
Enaril cabizbaja miró al suelo. Insgrimur respondió enseguida:
INSGRIMUR: Conozco esa mirada.
ENARIL: En el consejo, Harlock dijo que Viento desveló que en tierras humanas hay una rebelión, primero se hará con el poder de la tierra humana y finalmente vendrá hacia nosotros. Sospechan que es tu padre Insgrimur.
INSGRIMUR (poniendo cara de increludidad): No puede ser....
ENARIL: Dicen que el pasado le ha hecho tanto daño que quiere acabar con él.
INSGRIMUR: No puede ser, no me lo creo. Yo también tengo cicatrices, y ahora mi tristeza es mi peor enemigo, pero lo superaré. Él también lo hará, los Yarok no perecemos tan fácilmente....
Enaril guardó silencio en esos momentos.
INSGRIMUR: Enaril... quiero que me ayudes, porfavor. Quiero hablar con el espírutu de Leyenel por última vez.
ENARIL: No me opongo, iremos a la montaña Del Caído donde reúne a los muertos, pero hay una larga marcha por delante, al menos dos días de aquí, sin dejar de lado posibles peligros.
INSGRIMUR: Lo hicimos una vez, juntos podemos Enaril.
ENARIL: De acuerdo, llegaré hacia su espíritu una vez allá... Aunque no consigamos nada, al menos nuestros corazones solitarios estarán en armonía.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 10 Nov 2005, 00:25

Capítulo 3
"Conviérteme en un guerrero"

En las profundidades del bosque, el poblado de los Xammar, unidos por puentes que hacen de pasarela entre todos los árboles. Podemos observar como todas las criaturas se divierten jugando con las lianas de los árboles. También hay situados sitios de vigilancia, donde los arqueros montán guardia, y a veces circulando el gran ejército de Yanna.
En los niveles inferiores, muchas familias pasean por el poblado y por los lindes del bosque. La felicidad y armonía reinaban.
Insgrimur,su casa, la quiso construir apartada de la población, eso sí siempre estaba asediada de visitas, es el último de los Yarok que convive con los Xammar, el héroe de la leyenda. Cuando Yanna estaba en apuros, comandaba los ejércitos, y como si de un sortilegio tratara, influía valor entre sus soldados,su caída podría ser el fin de todos.
En estos momentos, Insgrimur estaba a punto de partir, equipándose con todo tipo de armas, su espada larga, y una cartuchera enrollada en su cinturón donde guardaba sus dagas de platino. Se dirigió hacia el establo situada tras la casa. Un caballo blanco inmaculado le aguardaba. Comenzó a cargarle su sillín, junto a todas las provisiones para su viaje, una mochila que enrolló y la ató a su montura, y para finalizar plegó su arco y lo guardó.
El viento sopló, sus sentidos notaron algo, pero continuó como si nada pasara. Siguió caminando. Con un movimiento fugaz, cogió dos de sus dagas introduciéndolas entre sus dedos y las lanzó hacia la copa de un árbol donde algo se escondía. Se escuchó el sonido leve de las dagas clavarse en el tronco.
Insgrimur saltando ágilmente alcanzó la cima del árbol y se apoyó en una gruesa rama. Sus dagas atraparon a una chica de aspecto joven,de una belleza imparable. Unos ojos grandes verdiazulados, unas facciones perfectas, labios gruesos , con una anatomía perfecta y de buenas proporciones, con su vestido negro, ataviaba con un cinturón negro y una capucha hechada hacia atrás.

INSGRIMUR: Demasiado ruido Imoën, ¿cómo quieres ser mi sucesora con esta actitud? (No era una reprimenda más bien se lo dijo con voz dulce. Insgrimur estiró su mano y las dagas fueron volando hacia él, desclavándola de paso del tronco.)

IMOËN: ¿Dónde crees que marchas?

INSGRIMUR: Debo hacer algo importante, es un asunto personal.

IMOËN: Es tan personal que incluso Enaril va contigo. Me la he encontrado con su caballo preparada para partir como si fuera de viaje.

INSGRIMUR: Necesito que te quedes aquí por si algo sucediese, no confío el cargo a cualquiera por eso para mí no eres cualquiera, será cuestión de un par de días.

IMOËN: Quieres que te repita la misma pregunta,¿dónde vas?

INSGRIMUR: Ahora no porfavor, hazme ese favor,¿vale?

IMOËN: Prometiste entrenarme, y explicarme tu historia. Que nos íriamos a visitar sitios, pero todo son promesas imcumplidas.

INSGRIMUR: Ésta no es un buen momento para mí, de aquí a cuatro noches, en esta misma rama te lo contaré todo (Dijo esto poniéndole su mano sobre su cara, y se la acarició suavemente. Dicho ésto Insgrimur marchó) .

IMOËN es una Xamar, que lleva viviendo desde hace mucho tiempo en tierras huimanas, escondida de la raza humana. Con el tiempo, convertida en gran guerrera oyó en su corazón la llamada de Insgrimur, no la de Yanna.
Se conocieron, e Insgrimur trabó amistad con ella. La entrenó como mejor hizo, pero su entrenamiento no fue acabado, y diáriamente atosiga a Insgrimur para que lo haga.
Sabe que algo entristece su corazón, y le gustaría poder solucionarlo.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 10 Nov 2005, 23:36

Capítulo 4
"Imöen"

Mucho tiempo atrás, cuando las criaturas de Yanna demoraban por tierras humanas...

En los bosques de Tron, un hombre alto, de consitución delgada pero vigorosa, llevaba consigo un arco que tensaba. Luce un vestido verde esmeralza, ataviada de un carcaj lleno de flechas. Sus ojos de un color entre verde y azules, buscaba a sus perseguidores que se ocultaban entre la mata de árboles. Su tez era blanca como el maríl y el cabello le llegaba hacia la altura de la espalda, un largo y gran cabello negro. Era una de las razas expulsadas de Yanna que demoraban por tierras humanas, de cuya estígie pertenecía a los altos Xamar. Detrás de él se encontraban dos muchachas de gran belleza. Una joven de larga cabellera rubia de seda, ojos azules-verdosos y un vestido plateado. A su lado una chica, de un pelo liso moreno, de ojos azules-verdosos y un vestido azul cielo, la abrazaba de miedo.
El hombre del arco notó moverse algo detrás de unos de los troncos, disparó y acertó a la figura que se desplomó de golpe. Rápidamente volvió a cargar, y con precisión disparó desde otro ángulo a otra figura que se desplazaba entre las copas de los árboles, y cayó.
ARQUERO: Nara Dúey nare, thinly laë!!!!! (gritaba hacia las dos muchachas una órden para que corrieran, sin cambiar su mirada hacia delante).
Ambas, comenzaron a correr, rasgándose los vestidos con alguna rama que sobresalía en su paso.
El arquero seguía vigilante en su camino. Sin preámbulos, una red sobresalió volando hacia él atrapándolo. Muchos bárbaros comenzaron a gritar de alegría y salieron de sus escondites. Eran altos, musculados. Lucían algún que otro tatuaje de guerra. Con sus grandes cabelleras negras y de cuadradas facciones.
La muchacha morena miró hacia atrás. Sus sentidos la alertaron de que algo pasaba. Indicó a la muchacha rubia que siguiera corriendo. Ésta se negaba en rotundo.
La morena le propinó un puñetazo en el estómago haciéndola caer sobre el terreno.
MORENA: S'har kishan ni(Dicho ésto le besó la frente y volvió hacia atrás).
Al regresar vió un espectáculo lamentable. El arquero atrapado por muchos bárbaros. Miraba y no podía creer lo que vió, el Xamar había muerto, y aquellos bárbaros jugueteaban con él.
La rabia la consumió por dentro, y la ira la empujó hacia delante. Saltó encima de uno de los bárbaros y comenzó a golpearle, uno tras otro., doblegándole y aplastándole el cráneo hasta extinguir su vida.
Como una gata salvaje, enseñó sus dientes. Las lágrimas le resbalaba por toda la cara.
La lucha llegó a su fin. Los bárbaros, muchos de ellos heridos, consiguieron atarla. Muchos aclamaban su muerte.
De entre ellos, el que parecía el jefe habló en alto:
JEFE: Aquí no habrán más muertes, ya nos hemos vengado del Xamar como se merece, que su hija lleve una vida de sufrimiento.
Era un hombre vigoroso. Portaba en su cabeza una cabeza de tigre, cuyos colmillos caían por el lateral de la cara. La cara la tenía llena de pintura roja, parecían de guerra. Musculado, con el torso desnudo al aire, portaba unos pantalones de piel.
Se acercó a la muchacha cogiéndola por la mandíbula:
JEFE: Tienes mucho potencional, decepcionante morir ahora, ¿no crees? (dijo con una risotada burlona) Me haré rico contigo Xamar, si desde ahora quieres sobrevivir, en mi gladiadora te convertirás....

Éstas fueron las palabras que aún recordaba Imöen de su pasado. Recordó la imagen de su padre y nada supo más de su hermana.
Todo el tiempo que pasó, fue para sobrevivir en un coliseo de guerreros, tenía que sobrevivir para ver días mejores. Se convirtió en la mejor, pero siempre humillada entre humanos. El Jefe bárbaro, en el fondo se enamoró de ella, llegó a ser su protector, pero nunca ovidará que fue el asesino de su padre. Exterminó al jefe guerrero y escapó.
Cuando regresó de nuevo a los bosques de Tron se encontró partidas de su gente que abandonaban el bosque. Preguntando al final, descubrió que Yanna volvió abrir sus puertas.
En su gran travesía muchas fueron las leyendas que hablaban del Yarok de la esperanza y como Leyenel y Enaril lo acompañaron en su despertar.
Al escuchar el nombre de Leyenel, sintió alegría, parecía ser que finalmente el destino juntaría a las hermanas, pero no fue así.
Conoció al Yarok de la leyenda, y poco a poco trabaron amistad. Insgrimur explicándole lo duro que fue abrir las puertas de Yanna, y sobretodo, que él no hubiese conseguido nada sin conocer a Enaril y Leyenel. Su narración continuó. Cómo conoció a Dolek, quien dió la vida a cambio de la suya. Su despertar. Toda la larga travesía. El duelo entre Gonland y él. El descubrimiento de su padre. Takhisis quien obró todo por volver a encontar a su hijo. El final de todo. El resurgir de Yanna. Y siguió su narración, como los espíritus de Yana, sus dioses, le nombraron guerrero de Yana y le concedieron la inmortalidad.
Imöel, escuchaba todo con atención, todos los momentos que Insgrimur pasó con Leyenel, dándose cuenta que ambos se querían, y entendió muy bien los sentimientos de su hermana, y sin darse cuenta ella, también se enamoraba, como si en toda aquella narración ella fuese Leyenel.
Ella le explicó su tormentosa vida, todo sobre los bárbaros y la muerte de su padre, todo... menos una cosa que guardó en secreto, lo de su hermana Leyenel.

No podía esperar al regreso de Insgrimur, decidió seguirle. Escogío una espada que daba una sensación de mucha ligereza, la llamaba Pluma Rápida. Forjada de los grandes metales de los herreros de Yana, consiguiendo una espada épica, mezcla de ligereza y de filo mortal, esa espada mató más personas de las que podía recordar, el pasado de muerte era muy parecido al de Insgrimur.
Cogiendo provisiones, y ensillando a su mejor caballo, Gallius, de tez negra y de mirada imponente, sobretodo rápido como el viento, tomó rumbo, sin ella saberlo, para encontrarse a su hermana moribunda.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 12 Nov 2005, 00:32

Capítulo 5
"El peor de los caminos es la destrucción, ¿o la liberación?"


Se encuentra una mujer soldado, de larga melena negra recogida en una coleta, con una mirada fría. Vestía con una armadura de bronce y dos Dagas colgaban de los costados de su cuerpo. Aparece Rea, la antigua comandante a las órdenes de Tamiak. En el pasado le temía pero a la vez le honraba, era un guerrero severo y nunca mostraba cuartel, o así pensaba ella, aún recordaba el lamentable día que daba lástima, ese día Rea pensó que su trabajo había acabado. El tiempo parecía no haber pasado por ella menos por algunos aspectos en su cara, algunas arrugas que la delataban.
Dejando la civilización, vivió en las altas montañas, ayudando a los poblados matando a las criaturas que ponían en peligro sus cultivos y sus vida. Sus hazañas recorrieron gran parte de las tierras humanas, y eso no pasó en balde para El Encapuchado.
Rea, caminaba a través del bosque sopesando su último saquito de oro. Mostraba una sonrisa recia. Aun recordaba como había detenido aquel MAnticor, una criatura alada, con un hocico picudo y de gran envergadura, sus Dagas acabaron con él." Fue un buen combate" reconocía para sus adentros.
En esos momentos, un hombre paraba en mitad del camino. Un hombre con una capa verde cuya capucha tapa la cara, de estatura mediana pero de constitución ágil.
Rea reaccionó al instante, era el Encapuchado del pasado, y con rapidez desenvainó sus grandes dagas de platino, cogiéndolas del revés.

REA: ¡Desgracia de Yarok!(gritaba Rea) Como osas venir después de las desgracias que me has causado.

El Encapuchado sin premiar palabra, retiró su capa y poco a poco desenvainó su espada. Comenzó a caminar lentamente hacia Rea, arrastrando la punta del filo por el suelo, provocando un sonido desgarrador mientras chocaba con la gravilla. Paró a cierta distancia de Rea.
Ella se detuvo sopesando el momento, era un gran guerrera y sabía que aquel combate acabaría en el primer ataque, su enemigo desprendía un gran aura de combate, por eso paró y respiró, lentamente.
Los pájaros cantaban, el viento se deslizaba entre las hojas de los árboles, y poco a poco el momento se acercaba. Aunque a simple vista parecía que ambos estaban quietos, a ojo buen juicioso se daría cuenta que lentamente se iban acercando, intentando interceder en el círculo de su enemigo, quien antes se adelantara ganaría la partida, todo pausadamente.
Rea contempló que el Encapuchado no estaba en posición defensiva, cosa que hacía que más respecto tuviera hacia el guerrero. Será rápido muy rápido.
De repente, el hombre hizo un mal gesto con la mano que sujetaba la espada, cosa que Rea aprovechó para atacar. Describió un semicírculo con las dagas de fuera hacia adentro. Las cosas no sucedieron como previno, no finalizó su ataque cuando la espada del Encapuchado la atravesaba por toda la parte del pecho y cayó al suelo con la espada clavada que éste dejó soltar.
El Encapuchado se agachó hasta el cuerpo moribundo de Rea, y acércandose a su oído izquierdo le susurró.

ENCAPUCHADO: O me sirves o mueres. (dijo de manera directa y cortante) Quiero acabar con cosas del pasado, y tu has formado parte de él. Mi pasado te ha dejado sin el honor del guerrero pero te apremio para recuperarla.

Rea con esfuerzo y gorgoteando sangre que emanaba de su boca asintió con la cabeza. El Encapuchado recogió su espada desclavándola del cuerpo, la limpió y la metió en la vaina, y comenzó a caminar a espaldas de Rea.
Por otro lado, aparece una mujer, llevaba una diadema en forma de recogido y su cabello es del color del fuego. Lleva un larguísimo vestido extraño y va de azul claro y blanco. Sus facciones están bastante marcadas, como si hubiese sufrido, parecía una abominación. Sus ojos casi hundidos muestran unos ojos rojos encendidos de odio, Takhisis la antigua hechicera de Yanna al que la muerte la había repudiado.
Alzó su mano derecha al aire curando las cicatrices de Rea, antes que ésta acabase moribunda.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 12 Nov 2005, 18:19

Capítulo 6
"Diabolicas intenciones, muy intencionadas"

En las profundidades del mundo humano, se extendien galerías de grutas formadas de forma natural. Compuesta de roca maciza, formada por rocas puntiagudas y el agua circulando entre las paredes cavernosas. Más para abajo, los pasadizos finalizan y se agranda una gran bóveda, compuesta de muchas plataformas distribuidas por las paredes. Más hacia abajo, un gran trono compuesto de huesos se sienta un hombre misterioso. Apoyados sobre sus manos parece pensativo. Un hombre que le colgaba una gran capa verdosa acabado en una capucha que le tapa,sumido en aquel gran silencio.
Por otro lado, aparece una mujer, llevaba una diadema en forma de recogido y su cabello es del color del fuego. Lleva un larguísimo vestido extraño y va de azul claro y blanco. Sus facciones están bastante marcadas, como si hubiese sufrido, parecía una abominación. Sus ojos casi hundidos muestran unos ojos rojos encendidos de odio, Takhisis la antigua hechicera de Yanna al que la muerte la había repudiado.
Se acercó lentamente hacia el Encapuchado, poco a poco y le puso una mano huesuda encima.

TAKHISIS: Mira a través de mi, lo ves. Yanna siempre será codiciado, recuerda las inolvidables batallas que sufriste.(Decía mientras susurraba al oído) Te acuerdas lo que se desató en el pasado por volver abrir Yanna...

ENCAPUCHADO: Recuerdo que sinó fuera por tí nada de ésto hubiese pasado.

TAKHISIS: Ya nada importa, necesito morir... La muerte me repudió, destruye todo y mi alma estará tranquila y podré partir...

ENCAPUCHADO: He visto tantos horrores en esta vida, incluso los humanos enferman. Quiero dejarles con esta tierra enfermiza, debo ser su cáncer.


TAKHISIS: Hazte con el poder de los humanos, y después destruye Yanna.

ENCAPUCHADO: Si lo he decidido, pero antes que nada quiero hacer algo con mi hijo, quiero traerlo de vuelta.

TAKHISIS: Y si Yanna le ha contaminado.

ENCAPUCHADO: Rea está en camino. Necesitaba un guía como en su tiempo fue Tamiak, yo soy su guía. Es una gran guerrero y la necesito para este trabajo. Tiene que entregarle un mensaje a Insgrimur.

TAKHISIS: ¿Y cuál es ese mensaje si se puede entender?

Encapuchado sonrió para sus adentros, dando a entender lo que quería decir. Takhisis entendiendo, dibujó una sonrisa diabólica dando un aspecto malvado y siniestro.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 13 Nov 2005, 20:51

Capítulo 7
"Nunca dejes de pensar, pues el pensar nos hace recordar"

Mientras, en los bosques dorados, se adentran cada vez más en uno de los sitios que pocas personas se adentrarían. Los árboles dejan de perder un poco de tez dorada para pasar un poco a color más apagado. Las sendas se hacen inepugnables.Después de dia y medio de travesía, deciden dejar los caballos.
Insgrimur comienza a mirar en la lejanía entre la vegetación, donde había zonas donde se formaba la umbría donde no pasaba el sol.
Enaril se une.El muchacho le pregunta.

INSGRIMUR: ¿Hemos llegado entonces al lugar de reposo?

ENARIL: Si, así es (asintió) Noto alegría y tristeza... Debemos ir con cuidado .

Tomando sus palabras como consejo, desenvainó lentamente la espada, y la volvió a envainar provocando un leve sonido. Se retiró su capa carmesí, comprobando la cartuchera con las dagas, después cogió el arco pegable, lo abrió y lo añadió a su inventario, junto a su carcaj con flechas.
Comenzaron a caminar, y parecía como si les estuviesen vigilando. Ni una pizca de brisa de aire soplaba. Ni un ruído, todo en quietud. Caminaban lento, sorteando las raíces de los árboles que dificultaban el camino, mirando hacia los laterales.
Llevaban andando bastante tiempo, y parecía que nunca avanzaban,el paisaje no variaba en absoluto. Enaril, sustrajo una botella con un líquido plateado.

ENARIL: Temía que llegase este momento.

INSGRIMUR: Si, también lo estoy viendo, el bosque nos está arrastrando hacia algún sitio.

ENARIL: ¿Te acuerdas de una leyenda que explica como muchas personas en Yanna desaparecieron y después volvieron aparecer muertos, como devorado?

INSGRIMUR: Si, y según se dice fue el propio bosque quien las devoró. Nos está cansando, le da igual que estemos, días o semanas, nos cansará y nos devorará.

ENARIL: Noto que la vegetación no se nutre por el agua, está nutrida de sangre muy antigua. Los bosques, contra más antiguos y más se abandonen se hacen peligrosos. Se convierten en una sola conciencia, y no podemos luchar contra todo el bosque.

INSGRIMUR: ¿Te acuerdas en el desierto? Cuando estábamos perdidos...

ENARIL: SI, cuando estábamos con Leyenel.(bajó un poco el tono y después prosiguió con más serenidad) El desierto tomó conciencia y se alimentaba de la tristeza.

INSGRIMUR: Este bosque no me derrotará (y gritó desenvainando la espada) ¡¡ Ni la tristeza me pudo, ni el cansancio, Insgrimur de la antaña raza de los Yarok no sucumbirá!! ¡¡Muéstrate en la forma que quieras!!

Miró hacia alrededor, girando sobre sí mismo. Silencio absoluto.

ENARIL cerró los ojos y se concentró: H'ja rarsa dars!!! Que lo oscuro tome forma, que lo intangible se vuelva tangible., Nbara sara'thas (comenzó a subir poco a poco el sonido hasta acabar en un potente e imponente grito) NBARA SARA'THAS (arrojó la botella a la lejanía. El líquido platino al tomar contacto con algo sólido, explotó. La hechicera entre la explosión le grito a Insgrimur) EL ESPÍRITU DEL BOSQUE ADOPTARÁ UNA FORMA, TE LO DEJO EN TUS MANOS, PARA PASAR DEBES DERROTARLO.

Insgrimur, se puso en posición de combate, con su espada en mano derecha y la izquierda preparada por si tenía que usar las dagas. El bosque comenzó a gemir, un sonido doloroso, perpetuando algo que iba a suceder.
El guerrero cerró los ojos, y poco a poco notó acercarse algo. No sabía con que ser encontraría, pero no perdió los nervios. Deja que la espada sea una parte de tí, su ser, una prolongación del propio brazo. Con los ojos cerrados, se guió por los sentidos, y girando hacia la derecha, abrió los ojos, allá estaba la materialización.
Enaril, un poco apartada pero preparada por si necesitara ayuda, se le abrieron las pupilas de par en par, sus azulados ojos sorprendidos por lo que estaba viendo. Insgrimur, también se sorprendió. Era algo del pasado, algo de su vida.
Un asesino, con una mirada fria. Lleva unos ropajes azul oscuro, y en el pecho lleva dibujado la cabeza de un lobo,. El dibujo o reconoció, era el símbolo del Gremio de Asesinos al que perteneció en el pasado. Allá está una persona, sin sentimientos, moviéndose por intereses, donde únicamente en el transcurso de su vida fue destrucción y muerte, el Insgrimur del pasado.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 17 Nov 2005, 17:52

Capítulo 8
"EL bosque"
El pasado y el presente vuelven a unirse, esta vez para una confrontación. Insgrimur se miraba así mismo, como si en su mente se reflejara aquella imagen como la muerte. En cambio el otro Insgrimur, con una mirada fría, desenvainó su espada. De alguna forma, en este momento nos referimos con el pasado y el presente.
El pasado se avalanzó con fuerza y lanzó una carga hacia el presente, cosa que no pudo esquivar y salió despedido precipitándose hacia un árbol.
Sin vacilar el asesino puso su espada en posición vertical, directa al corazón, pero mientras realizaba aquel movimiento, unas dagas voladoras fueron proyectadas hacia él. Tuvo que cambiar la posición de su espada, la hizo girar y desvió todos los proyectiles.
Se hizo la calma.El Yarok se levantó del suelo, y se sacudió un poco los ropajes, en cambio el asesino seguía inmutable en su sitio.

INSGRIMUR DEL PASADO: Esto sólo ha sido un pequeño comienzo, ríndete o finalmente será mi espada quien acabe contigo.

INSGRIMUR: Las fanfarronadas del pasado ya ni me afectan, ¿ésto es lo mejor que me puede enviar el bosque? Ya he pasado por este sufrimiento hace mucho tiempo... Y ya decidí acabarlo.

INSGRIMUR DEL PASADO: Eres un desgraciado (rió para sus adentros) Tu debilidad hace que poco a poco pierdas tu instinto de guerrero. Lo noto, soy tú, ¿acaso no te acuerdas lo fuerte que éramos antes? Sólo el más fuerte sobrevive.

INSGRIMUR: Si claro (dijo con tristeza) ¿Y tú no recuerdas la soledad de vivir sin saber el porqué vives? Venga si sé por lo que pasas, por eso me das lástima. Hemos estado caminando, y al estar sólo nos afectó de tal grado, que creíamos que nada nos importaba, por eso simplemente arrebatábamos vidas sin importarnos nada. (Arrojó su espada al suelo, y enseñando su cuello se acercaba) Tanto quieres arrebatar, pues ten el coraje de destruirte a tí mismo...(puso su cabeza cerca de la espada, arriesgándose a una muerte segura. Enaril, asustada quería parar aquello, pero rápidamente Insgrimur sin girarse hacia ella le hizo un gesto con la mano como si todo estuviera controlado) En serio, buscábamos ser queridos, un fundamento. Que fuéramos Yarok me era indiferente... Para mí el haberme enamorado, el encontrar la amistad... y en el que un chico que apenas conocía dió la vida por salvarme, pensando que valdría la pena... (se sintió nostálgico en ese momento) Y valió la pena, sin Dolek yo no estaría aquí...

INSGRIMUR DEL PASADO: Nada vale la pena, sino arrebatas (No estaba furioso, sinó indiferente) Que fácil sería matarte en éste momento, y tú me lo sirves en bandeja dulcemente (alargaba mucho la palabra ésta última de forma que sonara muy calculador).

Insgrimur con valentía se acercó más a la fría mirada de su pasado. Ambos desafiantes.

INSGRIMUR reaccionó con ira: Si quieres destruirte a tí mismo... Venga ataca...

En ese momento, Insgrimur del pasado se evaporó en la nada, y el bosque comenzó a gemir. Todo el suelo retumbaba como si fuera a explotar. El suelo se abría mostrando muchas grietas como si cicatrices en la piel fueran.
Enaril de repente se tambaleó y cayó, pero a parte una visión le golpeó en la mente.

ENARIL gritando: Esto no ha acabado, te has enfrentado a tí mismo... Pero el bosque sigue clamando tu sangre, creo que ha invocado algo más allá de este mundo.

Las grietas formaron un gran foso de oscuridad. Insgrimur antes que se agrandase saltó hacia el lado que se encontraba su espada, y la empuñó de nuevo.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23

Notapor Javi » 18 Nov 2005, 22:34

Capítulo 9
Instinto


El encantamiento del bosque resurgió, directamente desde los cielos oscuros, unos relámpagos invadieron el foso, y en su interior, muchas criaturas de risa diabólica. Emergieron centanares de criaturas, una grotesca imitación de unos pequeños diablos.Sus ojos estaban inyectados de sangre, sus colmillos sobresalían de sus bocas formando una risotada demoníaca y finalmente, unas grandiosas garras como cuchillos.

La marabunta se avalanzó hacia Insgrimur pero éste ya comenzó a correr por el bosque atrayendo a las criaturas, eran mucho en número, un gran ejército del mal.
Las entidades comenzaron a buscarle entre los árboles, mirando por el suelo y por encima de ellos. El Yarok, camuflado los vió pasar. De repente, salió de su escondite y con una gran habilidad comenzó a despechar un tras otro de los egendros. Ellos miraron al guerrero, ansiaban su sangre y comenzaron a correr hacia él. Insgrimur se elevó por encima de ellos situándose en una de las ramas, pero ahí les esperaba más de ellos. Atacó con otra gran habilidad asombrosa, destruyendo todo lo que pasaba por delante.
Pero parecía nunca acabar todo aquello. Sabía que Enaril estaba fuera de peligro pues el bosque únicamente pedía su sangre. Pensó que muchos guerreros puede que lucharan con él, como ahora mismo hacia pero perecieron.
Cogió una de sus dagas encantadas y las comenzó arrojarlas, y al chocar con una superfície emitieron una gran luz. Los demonios comenzaron a taparse los ojos, molestos como si aquello les abrasara por dentro. Insgrimur, aprovechando su ventaja, cogió su gran arco y una de sus flechas.

INSGRIMUR: ¡Espíritus de Yanna, enviadme vuestro poder y detened a todos los enemigos que me hagan frente! (gritó en voz alta el sortilegio. Rápidamente, la flecha comenzó a prender de energía. Tensó la cuerda y disparó el proyectil. La estela cayó hacia abajo, y al conectar con uno de ellos, rápidamente todos comenzaron a estallar, al unísono).

Insgrimur corrió de nuevo hacia la grieta, seguro que más criaturas surgirían de allá. Enaril en cambio se encontraba frente al foso, conm los brazos extendidos formando un escudo.
Las criaturas, chocaban contra el escudo mágico, pero poco a poco se estaba desquebrajando. Enaril le grito a Insgrmiur de repente.

ENARIL: ¡No sé cuanto más voy aguantar Insgrimur! (bajo un poco el sonido de voz, como desvencijada) Mis fuerzas....

Se encontraba en una situación difícil, si el escudo se rompía seguramente a Enaril no le daría tiempo a defenderse, ni tampoco él en ese momento se podía poner delante de ella para defenderla. Un rayo de inspiración vino a su mente, notaba algo muerto más allá de las entrañas del foso, sus sentidos no le fallaron, el mundo de las almas perdidas se encontraba abajo. No tenía tiempo para explicárselo a Enaril. Cogiendo carrerilla, la cogió por la cintura, cosa que hizo que el hechizo se deshiciera. Con ambos brazos la sujetó fuerte, y Enaril escéptica porque no sabía que se iba a proponer hacer Insgrimur. Muchos demonios se arremolinaron alrededor de ellos, acosándolos con sus fauces y garras. El Yarok a base de patadas y caminando sobre sus cabezas se los quitaba de encima, y sin pensárselo, se tiró al vacío.
Maybe on Earth. Maybe in the Future
Avatar de Usuario
Javi
Otaku-san
 
Mensajes: 140
Registrado: 29 Oct 2004, 20:23


Volver a Historias y Fanfics +18

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado