Tus labios en mi cuello

Versión para adultos de Historias y Fanfics. Escribe aquí las historias que por su contenido no sean aptas para todos los públicos. Exclusivamente mayores de 18 años.

Tus labios en mi cuello

Notapor Hyocam » 06 Mar 2006, 00:53

Hola, soy nueva por el foro y tengo un problema, si he entendido bien solo puedo subir un post a este apartado por dia y mis fics son todos largos por lo que tendria que subirlos en varias veces. Por ahora subire solo una parte pero la verdad es que queda muy mal ya que es un one-shot de 6 paginas.
Espero que alguien me diga como va esto ^^


TUS LABIOS EN MI CUELLO

Tus labios en mi cuello siempre me estremecen.

Me encontraba tranquilamente en la confortable butaca que uso para leer en mis aposentos privados cuando tus brazos rodearon mi cuello y posaste un beso justo tras mi oreja provocándome un agradable cosquilleo en la nuca. No pude evitar bajar el libro hasta dejarlo sobre mis piernas y ladear la cabeza ofreciéndome a ti, supongo que realmente no deseaba oponerme al contacto con tu cuerpo pero es que cada vez duele más y más….Y sin embargo mis manos suben como embrujadas por tus palabras aún sabiendo que la mentira en su estigma, rodean tus brazos y tiemblan excitadas al saber lo que vendrá a continuación.
Cuando me encuentro a solas siempre me repito una y otra vez que la siguiente vez que nos encontremos todo será diferente, no perderé el control ni me dejaré llevar al primer roce con tu piel, más todo es inútil pues con sólo sentir tu presencia en la estancia me haces tuyo y esa noche volviste a demostrarlo. Incapaz de controlar en absoluto los movimientos de mi cuerpo dejé que me besaras cuanto deseases y para mi desgracia disfruté con todos y cada uno de tus besos. ¿Cómo no hacerlo si conoces la forma exacta en que me gusta sentir que me invades con tu lengua? ¿Cómo no derretirme si usas en mi contra todo lo que te he enseñado durante tantos años? primero como amigos….después como amantes.
Como sea, tus manos se deslizaron dibujando la forma de mi cuello hasta llegar a los hombros donde se pararon escasos segundos que aprovechaste para atrapar el lóbulo con tus labios y succionar como bien sabía que harías más tarde en otra parte de mi cuerpo mucho más sensible y que comenzaba a palpitar exigiendo atención. Pero tú disfrutas haciéndome esperar ese momento y continuaste con tu lento descenso que me parecía terriblemente desesperante por desear el contacto con tus labios, sabía que jamás me dejarías volverme hasta que estuvieses satisfecho con aquel juego, y yo nunca he sido capaz de negarte nada.
Volviste a deslizar tus manos por mis brazos, pareciera que te gustara comprobar su fortaleza y te excitara mantener cierto poder sobre ellos y el resto de mi cuerpo, al menos unos momentos. Pero lo que me hizo sonreír realmente fue la delicadeza con que entrelazamos nuestras manos una vez concluido el descenso. Sólo entonces me deleitaste con el sonido de tu voz.

-Hola Dragón…..¿ocupado?

Pero que encantadoramente cínico puedes llegar a ser, sabías a la perfección lo que estaba haciendo, que las pocas horas de descanso que disfruto las paso aquí en la biblioteca leyendo…o mejor dicho, esperándote. Ya he perdido la cuenta de las veces que hemos hecho el amor aquí, en esta misma habitación en que ahora me encuentro, sobre la alfombra que piso y junto a la chimenea que da aún más calidez a nuestros encuentros.

-Ya sabes que sí…..pero esperaba con ansias tu llegada.

Y llegó tu risa. Limpia, clara y libre en todos los sentidos que me hizo estremecer de felicidad y envidia. Envidia, sí, porque yo jamás sabré lo que se siente al ser como tú que no le das a las cosas más importancia de la que tienen, que eres capaz de quitársela si se interpone en tu forma de vida. ¿Será por eso que siempre busco tu compañía? Cierto es que estar a tu lado me hace olvidar parte de mis responsabilidades y por unas horas en torno a mí se forma una fantasía en la que yo no soy el capitán de Asgard, en la que tú solamente eres mi gato y puedo amarte sin reservas, sin el temor constante de que estalle una batalla que te arrebate de mi lado.

-Pues aquí me tienes, todo tuyo.

-Mizar….

Esta vez fue mi mano la que subió hasta rodear tu cuello y acariciarte en la nuca, enroscando mi dedo en los largos mechones que te caen por la espalda. No aguanté más, necesitaba uno de tus besos, uno de esos que me roban el alma, y ladeé un poco la cabeza para tirar de ti suavemente hasta sentir como tus labios me quitaban el aliento y una lengua jugosa paseaba con picardía sobre ellos intentando abrirse paso a través de mí buscando una unión más profunda y que prontamente te di. Totalmente complacido dejaste caer tu cuerpo poco a poco sobre mí hasta quedar sentado en mi regazo como todo buen felino que decide obsequiar a su “amo” con unos valiosos instantes de su atención. Tus manos tomaron mi rostro con una suavidad que contrastaba con la intensidad que iba ganando nuestro beso eterno. Parecía que todo iba al revés, me hiciste sentir que solo contra tus labios podía respirar y que era al separarnos que me asfixiaba no teniendo más remedio que volver a ellos como si del más fuerte imán se tratase. Metiste una mano bajo mi ropa buscando un pezón y acariciándome de tal forma que comencé a jadear, tal es tu poder sobre mi cuerpo. Busqué el contacto con tu piel pasando las manos por tu espalda y odiando el roce de tu camisa con el dorso de mi mano porque solo quería sentirte a ti, tu cuerpo, tu deseo, los gemidos junto a mi oído cuando dibujé el final de tu espalda deslizando un dedo bajo la cintura del pantalón.
Eres cruel, siempre lo he sabido y me lo demostraste una vez más al moverte hasta quedar a horcajadas sobre mí, justo en el punto donde mi erección quedaba entre tus nalgas, haciéndome desearte tanto que dolía. Pero por Odin que deseo padecer esta tortura hasta el comienzo del mismísimo Ragnarok. Y me abracé a ti ocultando el rostro en el hueco que forma la unión del cuello y hombro, aspirando….

-…..aún hueles a ella….

Ni siquiera me atreví a levantar la vista cuando lo más lógico hubiese sido golpearte hasta que sangraras y salir de allí sin volverme a mirarte una sola vez. Pero algo así hubiese resultado terriblemente ridículo a estas alturas, cuanto te he permitido durante tanto tiempo gozar de ambos sin hacerte el más mínimo de los reproches. Sé exactamente lo que habría encontrado en tus ojos y lo que no, y no hallaría el más mínimo indicio de culpa en ellos…porque tú siempre has sido libre siendo yo el único incapaz de verlo, de aceptarlo. Y la forma en que me abrazaste fue suficiente para acallar mis palabras, pero ni toda la ternura de aquel gesto menguó la creciente angustia en mi garganta que amenazaba con ahogarme.

-Debí tomar una ducha antes de venir.

-……

-¿Prefieres que lo dejemos para otro momento?

-No…no importa.
Hyocam
Fan-chan
 
Mensajes: 1
Registrado: 06 Mar 2006, 00:26

Notapor Meiko Mouri » 08 Mar 2006, 23:12

Tienes que postearlo poquito a poquito pero entre nosotras yo no miro si es un folio o algo mas ;) asi que en tres veces ya iria bien no?
Muy sensual la historia, a ver como sigue! un beso
Avatar de Usuario
Meiko Mouri
Friki-sama
 
Mensajes: 336
Registrado: 07 May 2003, 22:12
Ubicación: Asturias


Volver a Historias y Fanfics +18

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron