fanfic Neville/Snape (Harry Potter)

Versión para adultos de Historias y Fanfics. Escribe aquí las historias que por su contenido no sean aptas para todos los públicos. Exclusivamente mayores de 18 años.

fanfic Neville/Snape (Harry Potter)

Notapor schokolade » 05 Jun 2006, 14:38

Bueno... un fic bastante extraño surgido una noche de insomnio. Lo colgué hace tiempo en Slasheaven, hoy lo dejo aquí.



NUNCA MÁS
by Aura Black


Me levanté. Tenía el cuerpo dormido de haber estado tanto rato sentado en aquel rincón de la sala. Miré el cuerpo que yacía en el suelo. Las gotas de sangre seguían cayendo lentamente de su muñeca y la mancha de sangre se extendía por el despacho. Me mareé, pero no me detuve. Tenía que acabar de una vez por todas. Me acerqué a él lentamente. Comprobé, aliviado, que no respiraba. Le tomé el pulso. Nada.

Y entonces sentí una gran alegría que me recorría el cuerpo. Quería reír, saltar, cantar… y gritar. Pero no lo hice, pues no quería ser descubierto. Lo limpié todo mágicamente, salí sigilosamente, subí a la torre y me dormí, más contento que nunca. Nunca nadie descubrió que el autor del crimen fui yo.



No me mires así. Tú no sabes nada… ¡No soy un asesino! ¡No tenía otra salida! ¿Quieres saber cómo empezó todo? ¿Quieres saber cómo pude llegar tan lejos?



Voy a contártelo todo, desde el principio. Todo comenzó a finales del primer curso. Snape me llamó a mi despacho…



[Flashback]

–Señor Longbottom, ha vuelto a suspender el examen. No voy a poder aprobarle el curso.

A Neville le cayó el mundo encima. Pensó en la cara de su abuela al saber que su único nieto suspendía pociones ya en primero. No quería decepcionarla. ¡Con lo contenta que se había puesto cuando la carta de Hogwarts llegó! Estar en la escuela significaba mucho para él. Por primera vez Neville estaba orgulloso de algo y sentía que su abuela también lo estaba. Ahora no podía defraudarla.

El silencio de Neville se prolongaba. Y entonces, viendo su cara de desesperación, Snape comprendió que ese chico sería la víctima perfecta. Era obvio que no quería suspender, y, además, era tan sumiso que lo tendría fácil. Snape lo vio muy claro: aquél chiquillo indefenso no se negaría…

El profesor se acercó lentamente a Neville, que observaba con un miedo creciente los pasos del hombre. Paró a escasos centímetros de él, le puso la mano derecha por detrás de la oreja y le susurró al oído:

–Aunque… pensándolo mejor… quizás, si tú quieres claro, podría reconsiderar mi decisión.

Y dicho esto le metió la mano por el pantalón.

[Fin flashback]



Ni siquiera protesté. Tenía miedo y no entendía nada. ¿El profesor me estaba proponiendo… un trato? Fue como si el tiempo parara para mí. Snape me estaba desnudando y me besaba, lamía y mordía por todo el cuerpo, pero yo seguía inmóvil. Creo que estaba en estado de shock. Nada de lo que sucedía parecía afectarme. Era como si todo fuera irreal, un sueño, o más bien una pesadilla.

Entonces me aplastó contra una pared. Al notar el frío en mi espalda reaccioné. Me estaba sujetando por las muñecas mientras me mordía salvajemente la nuca. Con su cuerpo me sujetaba entre él y la pared sin que tocara de pies al suelo. Así quedaba a su altura. Intenté moverme, pero sólo conseguí que me aplastara más.

–¡¡¡Suélteme!!!

Me dejó caer al suelo y me dio un bofetón. Se agachó y me susurró al oído:

–Si gritas, te mato.

No era una amenaza, era un hecho.

Me quedé en el suelo, muerto de miedo, rezando para que Snape se diera la vuelta y se fuera, pero sabía que esto no ocurriría. Me encontraba desnudo, arrinconado en la pared, hecho una bola, indefenso, prisionero de un profesor loco.

–Si haces lo que te digo, saldrás vivo de esta, no te preocupes –soltó Snape, cruel como nunca–. Y además te voy a aprobar el curso –añadió con una carcajada-. Levanta.

Intenté ponerme en pie, pero mis piernas temblaron y volví a caer. Snape soltó otra carcajada. Ya estaba harto que se burlase de mí. No lo tendría tan fácil como creía, aún me quedaba orgullo. Alcé la vista con rabia, dispuesto a resistir, pero mi incipiente fuerza de combate desapareció rápidamente al ver el imponente cuerpo desnudo del profesor, con una erección considerable, encima de mi. Tragué saliva.

–¿Qué? ¿Quieres probar verdad?

¡No! ¡Yo no quería! Pero… ¿acaso podía hacer otra cosa? Yo, el insignificante Neville, ¿podía oponer resistencia a Severus Snape? La respuesta es clara. Yo lo sabía y el también. Me hizo un gesto y obedecí. Me puse de rodillas, cogí, con una mano temblorosa, su miembro erecto y empecé a masajearlo. Noté la reacción en el cuerpo del profesor. Paré: no podía soportarlo.

–¡¡Sigue!!

Cerré los ojos, tomé aire, y empecé de nuevo. En el despacho sólo se oía la respiración entrecortada de Snape que, de pronto, gritó:

–¡Ahora!

Supe lo que tenía que hacer. Abrí los ojos, respiré hondo y sin pensarlo más, me introduje su miembro en la boca. Se vino. Su líquido me llenaba la boca. Me dieron arcadas. Quise apartarme y escupir, pero Snape me sujetó la cabeza y tuve que tragar. Entonces me desmayé.

Cuando abrí los ojos, estaba tumbado boca abajo encima de la mesa del despacho, con las piernas colgando en el vacío. Unas cadenas mágicas me sujetaban los brazos a la mesa, por encima de mi cabeza. Aún estaba desnudo. Intenté soltarme, en vano. Una mano me cogió del pelo para levantarme la cabeza.

–¡Imbécil! Me has hecho esperar.

Me estremecí. Sabía que de alguna forma iba a castigarme por eso.

–Esto no lo olvidarás nunca.

Ya no me quedaban fuerzas. Me soltó la cabeza bruscamente de forma que me golpeé la nariz con la mesa y empezó a brotar sangre de los orificios. No me dio tiempo a exclamarme, pues noté unas manos frías en mi trasero, que me separaron las nalgas. Y sin previo aviso me penetró hasta el fondo.

Grité, pero ningún sonido escapó de mi garganta: Snape me había silenciado la voz, costumbre que repetiría otras veces. Bruscamente, salió de mí. Yo lloraba desconsoladamente, mezclándose así las lágrimas con la sangre de la nariz. No podía moverme, no podía gritar, sólo llorar. Y lloré hasta no poder más mientras él entraba y salía de mí sin cuidado alguno.

Hasta que se vino, soltando un grito de placer que se me clavó en el alma, y el líquido caliente se esparció lentamente por mi interior. Fue entonces cuando empecé a sentirme sucio, una sensación que nunca jamás iba a abandonarme, aunque al mismo tiempo me sentí aliviado porque todo había acabado.



Eso creí, pero estaba muy equivocado. Escenas como ésta y otras de peores se fueron sucediendo hasta sexto. Hasta que tomé una decisión: tenía que acabar con nuestra relación, si se podía llamar así. Y no había más que dos soluciones: él o yo. ¿Tenía que acabar con mi vida para no ser su esclavo sexual? Él era el que merecía la muerte, no yo.

Lo hice sin remordimiento alguno, es más: me sentí satisfecho de acabar con él y fui feliz pensando que no volvería a tocarme nunca más.



[Memorias mágicas de Neville Longbottom.]
Avatar de Usuario
schokolade
Otaku-san
 
Mensajes: 117
Registrado: 19 Feb 2005, 19:11
Ubicación: Catalunya |!*!|

sobre tu fic

Notapor Aprhil_Longbottom » 05 Oct 2006, 01:00

[yikes] disculpa.... que fue eso???

no digo que escribas mal.... pero que relato tan mas extraño, neville es un niño tan lindo que todo eso me dejo en shock

en fin, me gusta tu prosa pero no en esos temas o al menos nometas a neville jejejeje
saludos
Aprhil_Longbottom
Fan-chan
 
Mensajes: 1
Registrado: 05 Oct 2006, 00:56

Notapor schokolade » 07 Nov 2006, 19:48

XD bueno... me encanta hacer parejas extrañas i Neville/Snape me pareció que lo era. además creo que todo el mundo tiene su lado malo y ese quería sacar de Neville. me alegro que te guste la prosa aunque el tema te disguste tanto. besos :angel:
Avatar de Usuario
schokolade
Otaku-san
 
Mensajes: 117
Registrado: 19 Feb 2005, 19:11
Ubicación: Catalunya |!*!|


Volver a Historias y Fanfics +18

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado