Por qué odiaba "Antigona"

Versión para adultos de Historias y Fanfics. Escribe aquí las historias que por su contenido no sean aptas para todos los públicos. Exclusivamente mayores de 18 años.

Por qué odiaba "Antigona"

Notapor Jim » 15 Feb 2007, 20:41

Capítulo 1:

Otro día más el despertador del mobil sobresalta a Ariadna... "Antigona lucha por lo que cree que es justo" le dice una voz dentro de su cabeza. Con pesadez levanta los párpados que recogen la luz de la mañana permitiéndole constatar que todo sigue igual, nada cambia... El despertador del mobil vuelve a sonar y ella lo apaga para no oir más la horrible melodia que le puso a esta función.

"Antigona se enfrentó a los hombres". Envuelve su cuerpo con el albornoz, empieza a secar su larga y rizada melena dorada con desgana.
Sale de casa sin desayunar y coge el metro para ir a la facultad... aunque tal vez se quede en el y no se presente a las clases. La verdad es que no le apetece pensar. Solo quiere que el día pase lo más rápido posible.

- ¿Viste anoche "cuarto mileno"?- interroga Andrés a Ariadna mientras toman un café en la ruidosa cafetería de la facultad.
- No.
- Volvieron a hablar de la luz que sobrevuela la ciudad- suelta emocionado mientras gesticula sin sentido con las manos- se movía en zig zag y pasaba del color amarillo al rojo y luego al azul.
- ¿Cómo puedes creer en todo eso?- ni siquiera lo mira a la cara. Se aparta un mechón y lo sujeta tras la oreja.
- Me llamo Virginia para que lo viera,- se disculpa mientras se sonroja un poco,- ¿Y tampoco sabes nada del chico que se asoma por debajo de las camas?, se lo he oído comentar a algunas chicas de la facultad...

Otra vez el metro. Lo que más le gusta a Ariadna es ver el movimiento de los vagones, la gente, su expresión. Se pregunta en que estarán pensando, que les preocupa. Se fija en un chico que esta sentado delante de ella al que se le escapa alguna sonrisa, “algo bueno le ha pasado” y aparta la mirada.

Abre la puerta de su habitación y se percata que ha aparecido un agujero en medio de la cama... Ariadna parpadea repetidamente, por el hueco ve un jardín oscuro lleno de malas hierbas y hojas secas, plantas medio muertas y viejos arboles de gruesos y agrietados troncos. Trata de apartarse pensando que Andrés le ha pegado su enorme imaginación... se ha vuelto definitivamente loca... tal vez ha visto demasiadas películas de terror... nota por el rabillo del ojo un movimiento extraño por el borde de la cama... algo le coge las piernas... grita... lo que la ha cogido le hace perder el equilibrio... cierra los ojos... cae por el orificio...

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Reconozco que el principio de esta historia es un tanto extraño... y lo será mucho más si me quito las telarañas y continuo subiendola, claro.

Empece a escribirla porque estaba mal y queria expresarlo de algún modo, pero no queria que fuera algo deprimente y según fui desarrollando la idea todo era cada vez más absurdo al mezclar superpoderes, profecias, conspiraciones y un monton de cosas más. Es la primera vez que dejo que la lean y la verdad es que no deberia, porque lo que estoy subiendo no es una versión definitiva... ya veremos lo que sale.

Espero que os guste y que no me querais matar segun continue la trama :sweat:
Avatar de Usuario
Jim
Senpai
 
Mensajes: 659
Registrado: 12 Ago 2003, 12:20
Ubicación: en un jardin oscuro rodeado de seres fantasmales

Notapor Nabiki » 16 Feb 2007, 00:54

Parece muy interesante Jim.... seguila
"Los hermanos sean unidos
Porque esa es la ley primera
Tengan unión verdadera
En cualquier tiempo que sea
Porque si entre ellos pelean
Los devoran los de ajuera"
Avatar de Usuario
Nabiki
Kami-sama
 
Mensajes: 4027
Registrado: 18 Dic 2002, 17:23
Ubicación: Argentina

Notapor Jim » 07 Mar 2007, 20:59

Capítulo 1

2ª parte.

Su cuerpo cae como un saco de arena, no es capaz de gritar (ella, un poco peliculera, siempre quiso gritar como en las películas si algún día caía desde una gran altura) y el miedo la invade. Abre los ojos y ve que estar a punto de estrellarse contra el suelo lleno de hojas secas, ramas de los árboles e hierba pisoteada... por un acto reflejo intenta protegerse tapándose la cabeza, pero no puede mover los brazos, esta a punto de convertirse en un montón de carne y sangre contra el duro terreno y no podrá evitarlo.

No siente el violento choque que esperaba.

No hay ningún golpe y esto la sorprende.

Atraviesa todas esas hojas e hierbajos y continua cayendo. Nunca antes había sentido algo así.

Percibe que la caída se vuelve más suave y que a su alrededor hay copos de nieve, pero no sabe si caen o suben... aunque los copos de nieven no pueden subir, solo caer. Bajo ella hay una gran extensión blanca y según se acerca a ella ve una mancha más oscura que ve va agrandando hasta distinguir un árbol sin hojas bajo el cual hay alguien tumbado.

El descenso llega a su fin y Ariadna se encuentra a si misma de pie sobre la nieve, a escasos metros del árbol. Los copos de nieve suben del suelo a un cielo gris en el que no hay ni rastro de aquellos árboles y aquellas hojas. No puede creerlo, algo así no es posible. La persona que esta bajo el árbol se mueve, la observa y agita una mano en el aire.
- ¡Alicia!, cuanto tiempo sin verte.
- No me llamo Alicia-, responde Ariadna acercándose mientras se arregla el pelo,- sino Ariadna.
- Venga, el que no nos conozcamos no significa que no sepa que no eres sincera contigo misma.
- ¿Qué?, ¿¡pero qué dices!?
- Disculpa que no me levante, soy el Sr. Mirretrato.
- Con un 6
4
2
hago tu retrato- responde Ariadna sin saber por qué.
- No, querida, mi retrato no es así, el mío es con un 4
2
6
- Pues que cara más difícil.
- Y además me mires desde donde me mires siempre me veras de perfil.
- Pues es verdad- responde Ariadna mientras da una vuelta a su alrededor.- además, tienes un aire a Denzel Washington.
- Sí, mucha gente me lo dice.
- ¿Sabes donde estoy?-, le interroga Ariadna ya segura que esta soñando.
- En un agujero de tu cama, pero yo se como salir si eso te interesa.
- Pues claro que sí.—La verdad era que pese a ser extraño le gustaba el sueño.
- Mira, como mi cuerpo esta muy a gusto aquí te dejo mi cabeza y así te diré que camino seguir.

Y antes que Ariadna pudiera decir nada el Sr. Mirretrato se desenrosca la cabeza y la mete en una bolsa de plástico.
- ¡NOOOOOOOOOO!, en una de plástico no que te ahogarás
- Tienes razón, mejor una de piel.
Tras esto saca un bolso de imitación de dolce y gabbana y el brazo se lo acerca. Ariadna lo coge y mira dentro con curiosidad.
- Ya podemos irnos
Avatar de Usuario
Jim
Senpai
 
Mensajes: 659
Registrado: 12 Ago 2003, 12:20
Ubicación: en un jardin oscuro rodeado de seres fantasmales

Notapor Jim » 09 May 2007, 18:57

3ª Parte

Ariadna observa como la nieve del suelo asciende al oscuro cielo lentamente. Se cuelga el bolso de imitación y empieza a andar sin ningún destino. Total, solo es un sueño, cuando quiera darse cuenta sonara el despertador y volverá a la realidad más reiterativa . Y eso era lo importante, despertarse para que al cabo de unas horas volviera a ser hora de dormir y acostarse otra vez para que el molesto trasto la obligará a levantarse para hacer frente a una realidad que para ella era nueva. Nueva porque el significado que ella le había entregado había resultado ser totalmente falso. O mejor dicho, inexistente.

-¿Hacia donde vas?- con esta pregunta el Sr Mirretrato la saca bruscamente de su ensimismamiento.
- No se, no me has dicho hacia donde tengo que ir...
- Esa no es una buena respuesta.
- No hay ningún camino.
- Se hace camino al andar.
- ...
- No me burlo, se hace camino al andar, mira atrás.

La chica da media vuelta con desgana y mira atrás. Dos hileras de árboles secos han aparecido a los dos lados de por donde ella ha andado. Sorprendida mira a su derecha e izquierda y descubre que también están creciendo dos sendos árboles, de corteza gris, como los otros, y ramas desnudas. Observa como bajo la nieva se adivina la forma de las raíces que sobresalen del suelo.
- Se hace camino al andar... – se susurra Ariadna.
- Y luego no confías en mi – le recrimina con voz aguda la cabeza.

Siguen su camino hacia ninguna parte, pues el Sr. Mirretrato no indicaba ninguna dirección y según avanzaban la viene deja ver tierra y hierba verde, matorrales y alguna frágil flor. Se oyen lo cantos de los pájaros y empiezan a abundar los árboles revestidos de hojas.

De pronto se escucha un lamento que ni Ariadna y el Sr, Mirretrato supieron distinguir si no era más que un animal o una voz humana. A Ariadna se le encoge el corazón cuando otro ruido indica que algo o alguien se acerca a ellos... o es a ella... ¿una cabeza metida en un bolso de imitación cuenta?, ¿por qué en un momento así pienso en chorradas? Se dice a sí misma.
- ¡¡¡CUIDADO ALICIA!!!- grita el Sr. Mirretrato
Avatar de Usuario
Jim
Senpai
 
Mensajes: 659
Registrado: 12 Ago 2003, 12:20
Ubicación: en un jardin oscuro rodeado de seres fantasmales


Volver a Historias y Fanfics +18

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron